Producto añadido al carrito.
CosncienciaExitoLiderazgo

¿QUÉ NARICES NOS PASA?

By 7 noviembre, 2017 No Comments

Porqué nos cuesta tanto¿ ¿Cuál es ese motivo que nos impide cambiar? ¿Porqué a pesar de saber como hacerlo, no lo hacemos?

Llevo unos meses dando de media 2 conferencias a la semana y hablando a todas aquellas personas que vienen a bien escucharme sobre felicidad, plenitud, éxito y abundancia. Llevo el mismo tiempo dándome cuenta de algo muy curioso:

“La mayoría de las personas sabe lo que tiene que hacer para vivir feliz y en abundancia, pero no lo hace”.

¿Qué narices nos está pasando? ¿Cómo estamos programados? ¿Para cuando una re-programación?

Ya lo decía Confuncio: “Si sabes lo que tienes que hacer y no lo haces estás mucho peor que cuando no sabías que debías hacerlo”. Este es el principal motivo por el que la mayoría de las personas cada vez más se aleja de su propia felicidad y su propio modelo de éxito.

Nos hemos convertido en auténticos especialistas en comprar ideas de éxito ajenas, nos hemos equivocado con el significado de la palabra abundancia y vemos muy a lo lejos, cada vez más, la posibilidad de vivir realmente felices.

Y es que el ser humano, en esencia, ha venido a nada más y nada menos, que a vivir feliz y en plenitud. El trabajo, el stress y todo tipo de depresiones y ansiedades son invenciones nuestras fruto de una disfunción en nuestros programas mentales.

Cada vez que hablo en público sobre éxito, felicidad y abundancia veo con alegría como las personas lo entiende todo por su sencillez. Pero acto seguido, me invade la preocupación al ver como hemos complicado lo verdaderamente sencillo.

¿Porqué si sabemos lo que hay que hacer nos cuesta tanto hacerlo?

Nuestra mente esta diseñada, principalmente, para sobrevivir y condición principal para ello es el ahorro de energía. Y enfrentarse a lo desconocido nos hace gastar y consumir una gran cantidad de energía. Por eso, enfrentarnos a los cambios nos da pánico.

Quienes manejan nuestro entorno, esto lo saben perfectamente y nos han sumido en el miedo más profundo a través de “imputs” intencionados que nos llegan de todos las partes posibles de nuestro entorno.

Pero el entorno y su sutil manipulación no nos tiene que coger con la guardia bajada. No podemos entregar nuestra alma al diablo sin más, porqué las consecuencias se están viendo en nuestro día a día.

Lo rematadamente jodido es que también somos conscientes de esta manipulación del entorno pero aún seguimos cayendo en la trampa. Craso error.

Vivimos sujetos a la emoción del miedo y eso nos hace vibrar en una energía muy baja. Y cuando vibras a una energía tan y tan baja lo que atraes a tu vida es lo que vibra en la misma frecuencia. Si sientes miedo atraes miedo. Si sientes tristeza atraerás tristeza. Si sientes odio o rencor eso es lo que atraerás a tu vida.

Vivimos en un mundo que no es el real simplemente es el mundo que hemos construido a través de nuestra percepción y de cómo hemos decidido observarlo. Nuestro 5 sentidos, esos a los que hacemos tanto caso, solo captan una mínima porción de todo lo que nos rodea. ¡Despierta!

¿Porqué tenemos que esperar a ser diagnosticados con una grave enfermedad para cambiar nuestros hábitos? ¿Por qué debemos sufrir una pérdida para tomar consciencia y darnos cuenta? ¿Porqué? Salgamos del letargo inconsciente ¡YA!

Si realmente crees que eres merecedor de vivir en plenitud, en abundancia y feliz ¿no lo harías?

¿Sabes porqué la mayoría de personas no vive pleno, abundante y feliz? Porqué no creen que puedan serlo. ¡Que lástima, por Diós!

Te invito a que te retes, rompas con viejos patrones mentales, pongas en jaque tus miedos y tus creencias y apuntes alto. Quiero que apuestes por ti, por tus dones y tus talentos. Quiero, en definitiva, que vivas la vida que has venido a vivir y que utilices todo aquello de lo que se nos ha dotado para poder vivir de esta manera.

Lo saben , vaya si lo saben. Los que manejan el mundo saben como manipularte. Y tu sabes que lo están haciendo. Ahora debes de asumir tu responsabilidad. Y si, ya se que da vértigo, pero más vértigo da llegar a tus últimos días habiendo sido un esclavo de tus propias decisiones inconscientes.

Estoy aquí como despertador. Estoy aquí para darte una colleja y gritarte: ¡espabila ya!

Vale mucho la alegría lo que hay en la otra orilla, al otro lado del río. Cuando cambies te entrará el vértigo. Te asustará abandonar lo que crees que eres para convertirte en quien realmente eres. No aflojes, sigue cruzando el río.

Siempre hay un punto en el que te sientes perdido. Es normal, has abandonado tu antiguo yo y te diriges a tu verdadero yo. Pero como aún no has podido probar las mieles de la felicidad y no te lo crees porque tus sentidos no lo perciben estás asustado.

No te preocupes, nos ha pasado a todos. Pero lo que hay en la otra orilla del río bien vale el trabajo. Todo es cuestión del precio que estés dispuesto a pagar para vivir abundante, pleno y feliz.

Utiliza de forma consciente el libre albedrío con el cual el Universo nos dotó. Y nos doto de ello para que en momentos como este hicieras uso de el. No lo desperdicies porque estarás deshonrando al creador. Y tu eres su canal para crear aquí en la tierra.

Ahora que ya te he dicho lo que siento, yo ya cumplí con mi cometido. Ahora te toca a ti abandonar el club de la queja y volver a vivir tal cual llegaste al mundo, es decir, desde el amor.

No olvides que el ser humano, en esencia, es puro amor.

Te AMO!

Leave a Reply