Producto añadido al carrito.
CosncienciaExitoLiderazgoOrganizacion

LÍDER DEL SIGLO XXI

By 8 junio, 2016 No Comments

No hace falta recordaros lo que hemos dicho tantas veces desde aquí: Para poder liderar primero hay que saberse liderar a uno mismo.

Hoy vamos a hablar de algo fundamental e imprescindible para que una persona pueda liderarse con sensatez y éxito así misma. Hoy os quiero hablar del imprescindible equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Cuanto más leo, veo o me informo sobre los grandes líderes mundiales en cualquier ámbito más me doy cuenta que todos tienen algo en común y es este equilibrio del que hoy os quiero hablar. Y no debería extrañarnos que todas las personas de éxito y grandes líderes coincidan en esto ya que, si nos detenemos un segundo, veremos que es pura lógica, puro sentido común.

No somos seres hechos por compartimentos estancos ni mucho menos seres individuales con capacidades físicas, mentales y espirituales o del alma. Somos seres totalmente conectados unos con otros, con el Universo pero sobre todo somos seres integrales donde se nos ha creado con una mente, un cuerpos y un alma para poder ofrecer al mundo y a nosotros mismos un potencial ilimitado y un caudal de capacidades de los que, ni nosotros, mismos somos conscientes muchas veces. Si fuéramos conscientes de ello, os aseguro, que prestaríamos mucha mayor atención al equilibrio entre estas tres fuentes inagotables de sabiduría, vida y plenitud.

En cuanto existe un desequilibrio entre estas tres fuerzas es cuando el ser humano deja de poder ofrecer todo su potencial para ponerse en manos de factores externos, en muchas ocasiones químicos, y buscar a la desesperada retomar ese equilibrio del que tantas veces ha oído hablar y que tan pocas le ha prestado la atención necesaria. Y claro está, cuando este desequilibrio se manifiesta es señal de que ya estamos llegando tarde. No irremediablemente pero si hay la necesidad de pasar a la acción de manera urgente. Si desde aquí te pudiera facilitar un consejo desde el máximo amor posible sería que no esperemos a que los desequilibrios que se manifiestan en el plano físico aparezcan para buscar sabiamente nuestro “camino”.

¿Porqué cuerpo, mente y espíritu?

 

¿Por qué es importante la salud física(cuerpo)?

El cuerpo es nuestro vehículo ejecutor. Podemos tener las mejores ideas o  los más importantes recursos que si no tenemos preparado nuestro cuerpo para llevarlo a cabo, al final, de nada servirá haber pensado positivamente. He visto muchísimas veces como grandes personas de éxito han tenido que dar un vuelco de 360º a sus hábitos porque el cuerpo ya nos les respondía adecuadamente. Sobrepeso, insomnio, diabetes, mal funcionamiento del aparato digestivo y en definitiva, pérdidas incalculables de energía pueden ser algunos de los muchos síntomas que te impedirán convertirte en un auténtico numero uno y referente en tu sector.

 

¿Por qué es importante nuestro control mental?

Conocer cómo funciona nuestra mente es saber porque actuamos de una determinada manera frente a las situaciones que nos brinda la vida. Incluso el “cuidado” de nuestro cuerpo o el “descuidado” es pura cuestión mental en un principio. Aprende a controlar tu mente y aprenderás a funcionar como sea más conveniente para ti. La gestión correcta de los pensamientos y de las emociones no se enseña en ninguna etapa de nuestro aprendizaje académico y es una de las claves más importantes, por no decir la más importante, de las personas altamente exitosas y eficientes. Controla tu mente y controlarás tu vida.

¿Te has preguntado porque te enfadas con tus hijos? ¿Qué ocurre en tu mente para no saber gestionar el stress?

¿Por qué no soportas o tal o cual persona? O ¿Por qué hacer una determinada tarea o llevar a cabo determinada reunión te resulta algo tortuoso?

 

¿Por qué es importante nuestro espíritu o nuestra alma?

Es la parte menos visible de la “triada” pero sin duda alguna es la parte más importante para cuidarnos y querernos a nosotros mismos. Y ya sabes que sin cuidarnos o querernos a nosotros mismos es imposible cuidar o querer a alguien más, ya sea persona o negocio. Llevar una vida espiritual sana y de auto-cremiento es la gran clave del éxito de todas aquellas personas de éxito duradero y mantenido que podrás conocer en este planeta, desde Steve Jobs, Nelson Mandela, Tony Robbins, Robin Sharma o Richard Branson. Cualquier persona de éxito lleva una vida interior muy trabajada y muy equilibrada. No olvides que nuestro mundo exterior es un fiel reflejo de lo que es nuestro mundo interior.

Espero haberte podido ayudar a tomar consciencia de la vital importancia de tener un equilibrio en nuestro cuerpo para podernos convertir en auténticos líderes, en auténticos números uno y poder ofrecer al mundo y a nosotros mismo ese potencial ilimitado que nos llevará a vivir una vida plena.

Si te ha gustado este post te invito a que asistas a mi taller el práximo Jueves 16 de Junio a las 19.30 horas en Palma de Mallorca y hagas la reserva de tu plaza en este enlace:

https://www.facebook.com/events/1027048517371281/

Leave a Reply

*