Producto añadido al carrito.
Category

Organizacion

4 CLAVES PARA HACER PROSPERAR TU NEGOCIO (Libro “Inquebrantable” de Tony Robbins)

By | Cosnciencia, Desarrollo Profesional, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

 

Estoy estos días con la lectura del último libro de Anthony Robbins sobre finanzas y sobre la mentalidad que debe tener cualquier persona que quiera manejar con éxito las mismas y hay algo que quiero compartir con vosotros que me parece de mucho valor.

Son 4 claves que, tanto el como algunos de los mejores inversores del mundo, aplican y aplican con sumo esmero. Gran parte del libro habla, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, sobre como invertir en productos financieros y aunque este no sea tu mundo ni el mío, estas 4 claves son 100% aplicables a cualquier emprendedor que quiera tener garantía de éxito.

Vamos allá:

 

Clave número 1: NUNCA PIERDAS DINERO.

Sin duda, la que pone en primer lugar y no por casualidad. El primer objetivo de cualquier empresa debe ser no perder dinero y allí, sobretodo en tus inicios, es donde debes centrar todos tus esfuerzos.

Como yo siempre digo y lo digo por experiencia “se lo mejor que puedas en cada momento con los recursos que tienes”. Es muy fácil estirar más el brazo que la manga movidos, en unas ocasiones por la ilusión y en otras ocasiones por la desesperación.

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, gestionar bien tus emociones, sobretodo en los momentos de mayor dificultad te llevará a tomar las decisiones más acertadas en cada momento.

Perder capital, sobretodo de manera continua y sostenida en el tiempo, no solo te descapitalizará sino que te hace entrar en un bucle difícil de romper. Un bucle de falta de recursos físicos, mentales y emocionales. Es en este punto donde muchas personas arrojan la toalla por falta de confianza en ellos mismos.

 

Clave número 2: EL RIESGO ASIMÉTRICO.

 

Como bien sabrás, cualquier negocio que tenga como objetivo el crecimiento y la expansión tiene que seguir invirtiendo en el mismo. Allí es donde entra en juego esta clave número 2.

Según Robbins y todas las personas que el entrevista es importante que el riego de cualquier inversión sea asimétrico. Esto quiere decir que, por poner un ejemplo claro y diáfano, si arriesgamos 10€ el retorno pueda ser de 100€.

El riesgo nos es proporcional al fruto que puedo recibir en esa inversión. Puedo perder 10€ si las cosas no me salen como yo esperaba pero el retorno, si la cosa sale bien, es mucho mayor al riesgo. Interesante ¿verdad?

Ahora puedes estar pensando que suficiente tienes con poner en marcha con éxito la clave número 1 como para estar pensando en inversiones. Tener esta mentalidad es un error ya que, tarde o temprano, tu negocio necesitará inversión aunque esta venga dada por motivos que nada tengan que ver con el crecimiento y la expansión y simplemente lo hagas por pura supervivencia.

Aquí y esto te lo añado yo debes saber diferenciar entre gasto e inversión. Parece obvio pero muchos pequeños emprendedores o PYMES aún no lo tienen tan claro.

 

Clave número 3. EFICACIA TRIBUTARIA.

Si, si. Has oído bien. Y ahora no caigas en la tentación de pensar que esto es solo para grandes empresas. Por favor!!! Este es uno de los grandes errores de las empresas que tenemos poco “tamaño”, que no quiere decir pequeñas.

Cuando me refiero en mis formaciones para emprendedores que para tener éxito en el mundo empresarial hay que tener la mentalidad apropiada me estoy refiriendo a cosas como esta.

Las Leyes Fiscales están para incentivar aquellas cosas que los Gobiernos más necesitan y por eso les dan ventajas. No basta con tener un gestor que te lleve las cuentas sino que, entre los dos, tu y tu gestor debéis hacer un trabajo de aprendizaje e investigación sobre que beneficios legales puede disfrutar tu empresa con las condiciones actuales.

Ya se que puede resultarte un engorro, pero lo haces o mucho me temo que entrarás en las estadística de ser una del más del 85% de las empresa que mueren antes del tercer año de su nacimiento.

No te olvides: Los Gobiernos incentivan con los impuestos aquellos que mejor cubren sus necesidades. Sal del falso mito que los impuestos benefician a los ricos. Es mejor decir que los ricos conocen mejor como pagar menos impuestos legalmente. Ahora este trabajo te toca a ti aunque aun no seas rico. Solo así podrás serlo alguna vez.

 

Clave número 4. DIVERSIFICA

 

No por muy utilizada esta clave deja de tener importancia. Aunque Robbins y sus colegas nos hablan de productos financieros esta y las demás claves son aplicables a cualquier empresa, tenga el tamaño que tenga y por eso hice este post.

No tengas todos los huevos en la misma cesta porque si te falla la cesta te quedas sin huevos.

Utiliza tu ingenio, que según Robbins es el mejor de los recursos y piensa siempre como poder ofrecer productos diferentes a los clientes que ya tienes o en abrir otro tipo de negocio así como vayas teniendo ganancias y las reinviertas.

Esta clave es muy sencilla y requiere más de tu imaginación que de los recurso que puedas tener.

 

Espero haberte ayudado amigo!

UN DINERITO EXTRA

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Estamos en un cambio de era a nivel laboral. Nos encontrados sumergidos en un auténtico cambio del mapa del trabajo donde existe más competencia que nunca pero también más oportunidades que nunca.

Ya sabes que el éxito y la abundancia son, principalmente, estados mentales por lo que si estás bien programado no debería importarte demasiado que haya una gran competencia allí afuera porque tu periscopio seguramente apuntará con claridad a las oportunidades.

¿Estás listo? Apunten, disparen,………y BINGO!!!!

Estamos en la actualidad en uno de los mejores momentos, sino el mejor, para tomar las riendas de nuestra vida laboral y por ende personal. Estamos atravesando, posiblemente, el mejor momento para emprender y emprender con garantías de éxito.

¿Por qué digo esto? Pues muy sencillo. Nunca jamás había habido más recursos gratuitos para poner valor al servicio de otras personas. Ya sabes que los negocios es una mezcla de generar confianza aportando soluciones a problemas que tengan personas a las que lo que tu ofreces les puede aliviar algún sufrimiento o dar soluciones que ellos, por si mismos, no consiguen encontrar.

Gracias a Dios y a nuestro avances tecnológicos ya no es necesario invertir grandes sumas de dinero para montar un negocio. Esto ya es de otra época por lo que la excusa de “no tengo recursos” ya no cuela amigo mío.

Si de verdad quieres emprender estás en el mejor momento. Eso sí, necesitas saber algunas cosas de antemano para no ir haciendo el ganso como hacen algunos.

Y cuando digo hacer el ganso no lo digo en tono despectivo sino más bien quiero hacer énfasis en lo mal que utilizan los recursos existentes algunas personas que pasan todo el día lamentándose de la falta de recursos para salir adelante.

Si en lugar de utilizar estas plataformas como “muros de las lamentaciones” las utilizaran como canalizadoras de su talento, otro gallo cantaría.

Pero en primer lugar aclaremos una cosa. Lo que te estoy proponiendo no es que lo dejes todo, que te líes la manta a la cabeza y te conviertas en el nuevo Steve Jobs de turno. Para nada. Somos adultos y confío en ti. Se que entenderás lo que te estoy diciendo.

El objetivo de este post es simplemente hacerte ver que hoy en día y cada uno con sus tiempos y sus recursos puede convertirse, a tiempo parcial o completo, en emprendedor y si bien no consigue montar un imperio si es posible ganar un buen dinero extra.

Ahora bien ¿qué es ser un emprendedor? Es aquel que es y se hace 100% responsable de su destino profesional, económico y financiero. Por ende también es responsable de su destino personal.

Aquí está la clave. La verdadera clave es si estás dispuesto a pagar el precio que hay que pagar por ser y hacerte responsable. Pero no responsable a medias, sino 100% responsable.

A priori la respuesta es sencilla pero en la práctica veo en demasiadas ocasiones como no es así. Y no es así por que algunos han decidido vivir en el Universo de la irresponsabilidad, de la mediocridad y en el del “dámelo todo hecho por favor que es mi derecho”.

Te aseguro amigo que con esta actitud, simplona y facilona, exenta de cualquiera responsabilidad el mundo cada vez va a ponerse mucho más difícil. Por eso me refería a que el éxito y la abundancia son, principalmente, estados mentales.

Y ahora seguro que pensarás: Gaspar, si. Yo quiero ser responsable pero ¿cómo lo hago? Hoy en día existen cientos o tal vez miles de posibilidades en un mundo llamado internet. Simplemente con utilizar las herramientas que este nuevo mundo nos brinda gratuitamente ya puedes ser capaz de monetizar tu talento.

Ahora bien, en última instancia tu decides como utilizar este nuevo mundo de posibilidades. Se que puedes estar a punto de entrar en la tentación de habitar en el sub-mundo de la queja pensando que esto no es real, que tu no tienes ningún talento, que no tienes demasiada mano para las nuevas tecnologías, bla, bla , bla.

Y yo te diré: “No me cuentes tu puta vida”. Los recursos son eso, recursos. Y son para todos igual. Y las excusas también son recursos aunque parece que este recurso es mejor para unos que para otros.

Como dice Tony Robbins: “El ingenio es el mejor de los recursos”. Basta simplemente con que abras un canal en Youtube o te fabriques en 10 minutos una buena página de fans en Facebook, montes una botonera gratuita en Paypal y te pongas a ofrecer tu talento a quien lo necesite.

Eso y que además seas paciente y constante. Vivimos en un mundo donde todo lo queremos “para ayer” y esta velocidad es enemiga del talento.

Puedes ofrecer resúmenes de libros que hayas leído, aportar los conocimientos en años de experiencia en tu sector laboral, recetas de cocinas antiguas, puedes fabricar manualidades y ofrecerlas en la red y un puñado de cosas más que se me ocurren que además me sirven para tirar abajo, de antemano, todas tus excusas.

Ponte en marcha. Los resultados solo vienen después de la acción. Toma acción masiva e imperfecta y se constante. Al menos inténtalo. No dejes que te cuenten dentro de unos años que tu también lo hubieras podido hacer. Claro que lo puedes hacer. Es cuestión de actitud, no tanto de aptitud. De actitud mental.

¿Vamos a por ello? Te deseo lo mejor de ti!!!!!

¿PROPÓSITOS O ILUSIONES?

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Enero de 2018, seguramente momentos de buenos propósitos y de grandes promesas. Ahora sólo falta esperar que el mes de Abril no sea de nuevo el mes de las grandes frustraciones y de las fuertes luchas internas y desesperaciones.

Y es que son fechas donde las personas parece que siempre queremos empezar nuevas etapas en aquellas áreas de nuestras vidas donde sabemos que podemos mejorar y además queremos hacerlo, pero:

¿Por qué nos cuesta tanto acabar convirtiendo esos buenos propósitos en realidades?

¿Porqué muchos de los propósitos se repiten año tras año?

¿Será que no los hemos cumplido y los pasamos a repetir curso?

 

Vamos a ver 3 tips sencillos para que cualquier persona pueda hacer realidad sus propósitos de forma muy sencilla y eficaz.

Llevo los últimos 6 años de mi vida acompañando a las personas a alcanzar sus objetivos lo cual ha convertido esta materia tan importante para nuestro día a día en una de las áreas donde puedo aportar mayor experiencia y mejores resultados.

Pero antes de conocer estos simples pero poderosos consejos déjame que hago una diferenciación, fundamental para mi, entre propósito e ilusión.

 

  • SUEÑOS SIN ACCIÓN = ILUSIÓN

 

  • SUEÑOS + ACCIÓN = PROPÓSITO

 

¿Te ha quedado claro ahora que necesitas, por lo menos, tomar acción? Ahora vamos a ver como tomar una acción enfocada e inteligente para que puedas alcanzar tus propósitos y que estos dejen de ser eternas ilusiones, como les ocurre a muchas personas.

Y no les ocurre porque no tengan buenas voluntades sino porque desconocen la psicología del éxito. Vamos con los 3 TIPS que, sin duda, te llevarán a tu objetivo:

 

1.- Motivación:

 

Ya hemos hablado de ello en más de una ocasión. Cuando alguien desiste en el intento y pasado un tiempo deja la acción enfocada hacia sus objetivos es porque se ha equivocado de motivación.

Equivocarse de motivación es equivocarse en el motivo por el cual tu decidiste tomar acción en busca de un objetivo. Déjame que te ponga un ejemplo para que lo entiendas perfectamente.

Cojamos un ejemplo muy común, como el de perder peso o empezar en el gimnasio. Los motivos por los cuales tu tomes acción pueden ser muchos pero debes asegurarte que eliges el que realmente para ti y no para los demás es el importante. Muchas personas se han convertido en auténticas especialistas en comprar propósitos de éxito ajenos.

Si eres una persona con una auto-estima sana, a la cual le importa más bien poco la imagen exterior pero que si está muy preocupada por su salud deberías tener claro que si tu motivación es la de “lucir” bello y precioso puede que desistas en el intento a la hora de empezar con tu plan alimenticio o arrancar con tu nuevo deporte. En cambio si tu motivación es estar más saludable, allí puede que hayas dado en el clavo ¿entiendes?

 

2.- Ten claro que harás y en quien te convertirás cuando lo consigas.

 

Tener claro el “para que” queremos nuestro objetivo y en quien nos convertiremos cuando lo alcancemos puede ser, de echo lo es, una de las fuentes de motivación más importantes.

Cierra los ojos, proyéctate a futuro e imagina que estarás haciendo cuando lo alcances. Como te sentirás y en que nueva persona te habrás convertido. Esta visualización repítela día tras día hasta que esa nueva imagen y ese sentimiento se incrusten tanto en ti que parezca que ya has logrado tu objetivo.

De esta forma no solo estarás condicionando tu mente hacia el éxito sino que todas tus acciones tomaran caminos diferentes. Es muy importante el matiz de “sentir como si ya lo hubieras conseguido” ya que sentirlo hará que tu emoción sea muy elevada. Y ya sabes que la emoción es lo que preceda a cualquier acción.

 

3.- Ten claro a quien beneficiará y que legado dejará tu objetivo.

 

Todos los seres humanos necesitamos sentir que somos útiles para otras personas, sobretodo las de nuestro entorno. Otra gran palanca de motivación. Por eso es muy importante que definas y, si puede ser, escribas en un papel como va a mejorar la vida de las personas que te rodean el que tu alcances tus objetivos.

Tómate tu tiempo en cada una de las 3 cuestiones anteriores. Tal vez sea más importante tener estos 3 conceptos claros antes de tomar acción que tomar acción y luego aclarar estos 3 conceptos sobre la marcha.

Para ello utiliza la regla de 80-20 y invierte el 80% de tu tiempo en pensar y definir estos 3 conceptos y el 20% en la ejecución. Los japoneses siempre dicen lo mismo: 80% pensar, 20% acción. En España muchos lo hacen a la inversa.

 

Bueno amigos y amigas, espero que estos consejos prácticos y muy útiles te sirvan para poder alcanzar tus metas con mayor facilidad. Así que ya sabes, antes de ponerte las zapatillas e ir al gimnasio, escribe y define cual es tu motivación, cual es tu para que y que legado quieres dejar con tu acción.

 

Feliz año.

 

 

Los 3 lingotes de oro del un emprendedor feliz

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Somos muchos en nuestro país que un día, por diversas circunstancias, nos decidimos a emprender. A partir de ese día es como si firmáramos un contrato con nosotros mismos donde nos hacemos 100% responsables de nuestro destino económico, laboral e incluso personal. Esta es la grandeza de todo emprendedor.

Pero también es verdad que más del 80% de las empresas cierran antes de su tercer año de vida y uno de los motivos es porque no cumplen con alguno de los 3 grandes objetivos de cualquier emprendedor.

Estos son los 3 lingotes de oro que harán que tu proyecto, no solo perdure en el tiempo, sino que además crezca sin límite.

👍 1.- Que te haga feliz. Es algo que en ocasiones no se tiene muy en cuenta pero si nuestro proyecto profesional no nos apasiona y nos hace feliz lo máximo que puede darnos es dinero. Y el dinero es como la salud, solo es importante cuando no se tiene.

👍 2.- Tiene que hacer feliz. Debe mejorar la vida de las personas que confían en nosotros y en nuestro producto. Y debe mejorarla hasta el punto de no poder pasar desapercibidos. Cuando uno impacta positivamente en la vida de las demás personas está cumpliendo con un Misión y esto, amigos y amigas, es una de las claves para una buena salud emprendedora.

👍3.- Monetizar nuestra pasión. Y además monetizar sin límites. Esta debe de ser el tercer lingote. Nuestro proyecto debe ser el puente que nos lleve desde donde estamos hasta donde queremos estar y para ello es imprescindible poder monetizar sin límite. Cuando monetizas sin límite eres más feliz, puedes hacer más feliz, puedes cada vez ser mejor y puedes llevar la vida que siempre habías soñado.

NO elijas o una u otra. Elige los 3 lingotes. Los 3 son igual de importantes. No te sacrifiques a ti para ganar dinero, no sacrifiques al cliente para ahorrar en gastos, no sacrifiques el dinero para ser tu más feliz. ¿Lo entiendes? Tu visión a medio plazo (unos 3 años) debe ser la de estar en el camino de Los 3 Lingotes de Oro.

 

CAMBIA DE ENTORNO

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Aunque no te lo creas tu entorno limitará mucho tus resultados. De forma inconsciente nos vamos convirtiendo a diario en aquello que conocemos y que nos resulta familiar.

Si no estás obteniendo los resultados deseados puede que uno de lo motivos sea tu entorno. Si algo cambió en mi y cambió mis resultados fue expandir mi entorno y conocer nuevas personas con nuevas maneras de hacer y de pensar.

Cuando te juntas con personas que mentalmente juegan en otra división, automáticamente tu te contagias de su energía y también de su forma de pensar. Aunque solo sea por el miedo primario a no sentirse aceptado, harás cosas distintas para parecerte a la tribu de aquellas personas que están junto a ti día tras día.

Pero esto puede resultar un arma de doble filo, es decir, puede ser tanto por el lado positivo como por el lado negativo.

¿Cuantas personas están atrapadas en las mismas decisiones simplemente porque no se atreven a tomar decisiones distintas? ¿Sabes, en muchos casos, porque no se atreven? Muy sencillo. Por no parecer distintas.

El precio del éxito y el precio de la grandeza es precisamente ser “distinto”. Si solo un 10% de las personas tienen éxito y tu quieres ser de ese grupo del 10% intrínsecamente tendrás que asumir que deberás ser de los “distintos”.

Ser de los distintos no tiene absolutamente nada malo, simplemente que no estamos entrenados para estar cómodos en ese grupo de gente. Ser de los “distintos” es simplemente atreverse a pensar diferente, a tomar decisiones que otros no tomarían, a tomar acciones inciertas y a esperar de cada acción resultados brillantes.

Piensa en grande y actúa en pequeño y si quieres parecerte a ese grupo de personas brillantes tendrás que estar dispuesto a pagar el precio que hay que pagar, que créeme, es simplemente el recibir algunas críticas de alguna de las mentes mediocres que andan sueltas como almas en pena fustigándose por no haber sido ellos los atrevidos a ser “distintos”.

Realmente, mi gran salto, fue así. Recuerdo perfectamente cuando empecé en el campo del desarrollo personal y profesional. Al ser todo una novedad pensaba que aquello era “el no va más”. Pero cuando investigue quienes eran los referentes y empecé a formarme con ellos vi que aquello era otra liga, vi que mentalmente jugaban en otra división.

Y para allá que me fui. A día de hoy sigo formándome con los mejores precisamente porque son distintos y quiero ser como ellos. Siempre guardando mi esencia pero quiero la vida que ellos llevan, quiero ser influyente en mi campo igual que lo son ellos, quiero impactar positivamente en la vida de otras personas al igual que lo hacen ellos y quiero obtener grandes resultados como lo hacen ellos.

Eso si, con los pies en el suelo y sabiendo quien soy y quien quiero ser y sobretodo sabiendo el precio que estoy dispuesto a pagar por ello.

No dejes que tu proyecto personal y profesional se estanque por el entorno que te rodea. Si quieres obtener resultados distintos estudia bien quien está en la situación que a ti te gustaría estar y quien pasó un día por donde tu has pasado y que te sirvan como modelo.

Júntate con ellos, fórmate a su lado, síguelos, pídeles consejo (te sorprendería ver lo accesibles que son) y después inteligentemente adáptalo todo a ti. Pero, tienes que saber, estar rodeado de grandes te hará grande.

Si algo tienen esa clase de personas es que piensan distinto. Piensan en grande. Juegan en otra liga a nivel mental. No te estoy diciendo que tu juegues en otra liga desde el primer momento pero para poderte inscribir en ella, en la Superliga, lo primero que tienes que hacer es empezar a pensar como piensan los grandes.

Te encontrarás, como me he encontrado yo, personas que no te entiendan o incluso antiguos “maestros” que cuando ya no bailes a su son dejen de prestarte atención. No importa, es parte del juego. Los grandes, los grandes de verdad estarán encantados de verte crecer. Eso es, precisamente los que les hace grandes.

Recuerda que la labor de un buen maestro no es crear discípulos sino es crear mejores maestro.

ENERGÍA Y EMOCIONES

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

De nada sirve tener la energía elevada en el momento incorrecto y de nada sirve tener las emociones elevadas en los momentos incorrectos.

No se trata solo de tener una gran energía y unas emociones positivas sino de activarlas en los momentos precisos.

Gestionar correctamente las emociones en los momentos de mayor dificultad es uno de los caminos más seguros hacia el éxito. De nada sirve ser optimista y positivo el 90% de tu tiempo si cuando vienen mal dadas y tu proyecto está en peligro te entran las dudas y te estás generando stress y ansiedad.

Tampoco nos servirá una energía elevada el 90% del tiempo si cuando llegan los momentos de máxima exigencia y donde debemos poner en marcha lo mejor de nosotros no tenemos las fuerzas ni la convicción necesarias.

Manejar nuestra energía para no agotarla absurdamente y gestionar correctamente nuestras emociones en los momentos adecuados es parte de el juego interior del éxito. Un juego que, no en vano, es el responsable de hacer fracasar antes de tiempo demasiados proyectos.

Muchos proyectos no fracasan por falta de conocimiento, ni por falta de recursos sino que fracasan por el mero hecho de que sus impulsores no han sabido gestionar sus energías ni sus emociones.

No es ningún drama “fracasar”, de hecho yo no creo en el fracaso. Simplemente no analices solo factores externos cuando tengas que volver a empezar sino que prestes atención a tus factores internos.

Muy pocas personas dan menos importancia al juego interior que el mundo exterior y a los hechos que en el ocurren por eso no es casualidad que más del 80% de empresas cierren sus puertas antes del 3er año de vida.

#eljuegointeriordelexito #consciencia #emprendimiento

EL EMPRENDEDOR DE ÉXITO (el desarrollo personal en emprendedores)

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Me hace muchísima ilusión compartir este nuevo post contigo porque a decir verdad no puede compartir mejor herramienta que esta.

Hoy para mi es importante descubrirte lo que realmente me facilitó dar un giro de 360º a mi negocio en plena crisis y como 5 años después me ha permitido empezar con un nuevo proyecto a mis 40 años que va sobre ruedas y además lo estoy preparando para que me lleve directamente a la libertad en los siguientes 5 años.

¿Te gustaría saber que es?

¿Cómo lo he hecho?

¿Y poder hacerlo tu también?

Hay algo que para mi debería ser fundamental en todos lo emprendedores del mundo y es el hecho de destinar siempre recursos suficientes a su desarrollo personal, es decir a convertirse en mejores seres humanos y a conocerse mejor como tales. Para mi es imposible separar al emprendedor de la persona, de hecho y no en vano, todos los emprendedores somos, ante todo, seres humanos.

Ser seres humanos nos hace a todos muy similares, con algunos matices, pero muy similares. En el fondo y al contrario de lo que mucha gente cree somos mucho más parecidos de lo que a priori puede parecer. Y es por eso que conocerse cada día mejor y volverse cada día mejor persona es el camino más directo y más placentero al éxito empresarial.

Ten en cuenta sobretodo una cosa: Los negocios son relaciones y las relaciones se generan por confianza. Aquellas personas que lo son buenas siempre generan mucha mayor confianza que quienes generan dudas.

Puedes tener en cuenta otra cosa: Hay miles de productos por todo el mundo como el tuyo pero tu eres único como ser humanos. Si alguien debe de elegir entre muchos productos iguales en un mundo tan globalizado y donde el marketing cada vez es mejor elegirá a la persona que le genere mayor confianza. No lo dudes.

En mi caso particular fue algo muy curioso y bendito. Hace ahora 10 años que empecé enserio en el mundo de los negocios. Empecé con todo de cara pero mi ego y mi mala gestión emocional fruto de mis experiencias pasadas llevaron a mi negocio al borde del abismo, literalmente.

Curiosamente me empecé a adentrar cada vez más en el mundo del desarrollo personal y fui realizando cada vez mejores formaciones, con mejores expertos pero sobretodo con grandes personas. A medida que avanzaba en mi crecimiento como persona, mi negocio, como por arte de magia y en plena crisis, se fue recuperando hasta día de hoy poder gozar de una salud envidiable a todos los niveles.

Cuando te trabajas como ser humano estás trabajando tu esencia y das otro aroma a todo lo que llevas a cabo. Y en el tema de tus negocios no es distinto. Hay un dicho que yo utilizo mucho y es el siguiente:

“Si quieres que las cosas cambien a tu alrededor, cambia tu primero”. En mi caso y en todos los que conozco, así fue.

Cuando te conozcas como personas aprenderás que emociones están gobernando tu vida a nivel interno que es, dicho sea de paso, lo que te está haciendo tomar las decisiones que estás tomando. Y ya sabes que eres fruto de las decisiones que tomas.

Tomar decisiones incorrectas en los momentos correctos puede ser letal y tomar las decisiones correctas en los momentos incorrectos puede llevarte al desastre. Ya no te cuento si tomas las decisiones incorrectas en los peores momentos.

Cuando empiezas a conocer que miedos y que creencias están gobernando tu vida y tus decisiones, todo cambia. Y cambia precisamente porque empiezas a estar en disposición de percibir la realidad de una manera distinta a la que lo veías y por tanto a tomar decisiones diferentes.

Ya lo decía Einstein: “Pretender obtener los mismos resultados haciendo siempre lo mismo es la mejor definición de locura que existe”.

Conócete, conócete cada vez mejor, trabaja todo aquello que no se ve a simple vista pero que como consecuencia da todos tus resultados. A partir de allí empezarás a tomar distintas decisiones fruto de gestionar mucho mejor tus emociones. Y estás nuevas decisiones te darán unos resultados distintos.

Cuanto más te trabajes a nivel interno menos fuerza tendrán tus creencias pasadas hasta que un día lleguen a desaparecer. En estos nuevos tiempos y en el mundo del desarrollo personal en concreto se habla mucho sobre las creencias pero muy pocas personas han conseguido verdaderamente destruir sus antigua y limitantes creencias para construir unas más poderosas y potenciadoras.

Muchas personas son conscientes de sus creencias limitadoras pero no hacen nada al respecto y entonces es cuando el mismo capitán sigue manejando el mismo barco que siempre te llevará al mismo destino.

Y para acabar, y citando a mi admirado Raimón Samsó cuando llegas a un nivel alto de consciencia o de desarrollo personal y además eres coherente “dejas de tener miedo porqué sabes perfectamente quien guía tus pasos”.

Si te tuviera que dar un humilde consejo para convertirte cada vez en un emprendedor de mayor éxito sería que nunca dejes de invertir en ti. Invierte en tu parte técnica pero siempre destina el 50% de tu presupuesto a invertir en tu propio desarrollo.

 

Un fuerte abrazo!

¿ERES DEL MONTÓN O ERES WOW?

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Una cosa es tener un título que te acredite como profesional y la otra, muy distinta, es ser un verdadero profesional.

¿Qué esperas tu de alguien profesional?
¿Qué tipo de profesional contratarías?
¿Cómo tiene que ser un buen profesional más allá de sus conocimientos?

Hoy quiero compartir algo que a mi personalmente me está funcionando a las mil maravillas y que me permite cubrir con las 3 necesidades básicas de cualquier profesión y negocio.

1.- Disfrutar.
2.- Ganar dinero.
3.- Hacer más felices a mis clientes.

Hay algo de lo que adolecen muchos profesionales y es, precisamente, la falta de profesionalidad. Una falta de profesionalidad que no permite disfrutar a nadie, ni a quien da el servicio ni a quien lo recibe.

Además, igual pasa con el intercambio económico. Ni lo disfruta quien paga y quien lo recibe, si fuera persona sensata, tampoco lo debería recibir de buen gusto.

Si algo he aprendido estos últimos años y que ha hecho que mi negocio obtenga unos grandes resultados, tanto en el plano personal como en el económico, es a ser mucho mejor profesional de lo que se espera de mi.

¿Y que diantres es eso de ser mucho más profesional de lo que se espere de ti?

Muy sencillo, ser lo mejor persona y lo mejor técnico que puedas ser en cada momento.

¿Y como puedo serlo?

Más sencillo todavía. Aportando un valor muy superior al que se espere siempre de ti y por el precio que tu cobras y generando la máxima confianza en las personas que contraten tus productos a tus servicio.

Vamos por partes:

Las personas no compramos ni productos ni servicios sino que compramos emociones y las compramos, en primer lugar, por la confianza generada por quien nos ofrece determinado producto o servicio.

Nadie compra un coche, sino compra el placer, el lujo, el confort o su seguridad. Nadie compra un viaje sino que compran una experiencia. Nadie compra un perfume sino que compran bienestar y elegancia. Nadie compra un gimnasio sino que compran salud, imagen o bienestar.

¿Te das cuenta? Pero aquí no acaba la variante. Además, si quieres ser un profesional que cubra con las 3 necesidades que hemos citado anteriormente debes ser tu el elegido entre muchos que ofrecen productos o trabajos similares al tuyo. Si no hay clientes, no hay trabajo, ni emociones, ni producto que valga.

Para ser tu el elegido y además convertirte en el elegido para siempre solo existe un “truco” y es el de generar la máxima confianza en tu cliente.

Cuando alguien compra emociones quiere que quien le proporcione esas emociones sea lo mejor en su área para que esa experiencia que va a vivir sea la mejor experiencia que el pueda vivir en ese momento. No te preocupes por ser el mejor sino preocúpate por ser lo mejor.

En cada fase de tu desarrollo profesional técnico encontrarás el perfil de cliente adecuado. Pero solo si eres lo mejor profesional que puedas ser en cada momento con tus conocimientos y tus herramientas estos clientes te recomendarán y volverán a repetir experiencia contigo.

Estas recomendaciones y esta recurrencia te permitirán disponer de los recursos necesarios para cada vez ser mejor técnico en tu materia y poder invertir en la mejor formación.

Y para generar confianza debes ser lo mejor persona que sepas ser en cada momento evolutivo de tu vida. Insisto en que no te ocupes de ser la mejor persona, sino lo mejor persona que puedas ser ya que en cada momento de tu vida atraerás a aquellas personas que sintonicen contigo.

Es por esto que yo jamás separo un trabajador o un emprendedor de la persona que es. Uno puede ser un gran técnico pero no tener un trato humano correcto y generar tan poca confianza que ni siquiera te den la oportunidad de demostrar tus dotes técnicas como profesional.

Cada vez que tengo la oportunidad de dirigirme emprendedores les digo que “almen” sus negocios. Que no dejen nunca de formarse con los mejores para ser cada vez mejor y que no dejen jamás de generar confianza convirtiéndose dia a día en mejores seres humanos. Sea cual sea tu desarrollo profesional las personas quieren juntarse con buenas personas.

En ocasiones me da la sensación que nos hemos vuelto locos con el marketing y las redes sociales y que hemos abandonado la esencia de los negocios. Nada tengo en contra del marketing ni de ninguna red social pero estoy muy a favor de que estás herramientas nos sirvan para demostrar al mundo lo grandes profesionales en que nos hemos convertido y el tipo de persona confiable que somos.

Si te tuviera que dar una humilde recomendación que siempre doy en mis conferencias y cursos para emprendedores es la siguiente:
“Destina siempre un presupuesto anual para tu formación y que este se vaya 50% al desarrollo personal y el otro 50% a desarrollo técnico”.

¿Acaso tu no elegirías a un profesional que te generara la máxima confianza y te hiciera vivir una experiencia maravillosa?

Cumple estas dos sencillas reglas y todo te marchará sobre ruedas, te lo garantizo por experiencia propia.

O HAY O HAY APRENDIZAJE

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Tenemos miedo a fallar, tenemos miedo a no estar a la altura, tenemos miedo ante los juicios o críticas ajenas y este miedo es el responsable, en demasiadas ocasiones, de ni siquiera haberlo intentado.

Si ahora tuviésemos la capacidad de recordar cuantas veces hemos dejado de hacer cosas por miedo seguramente ya no dejaríamos de hacer ninguna más por miedo a volvernos a perder tantas cosas bonitas. Menos mal que muchos de esas decisiones las vas olvidando, pero el olvido no es más que acto de i-rresponsabilidad (no hacerse responsable) por dejarse atrapar por esta emoción.

Solo quiero recordarte una cosa: El error no existe cuando lo intentas. Cuando tu haces tu parte y actúas “o hay éxito o hay aprendizaje”.

Vivimos en una sociedad (lo cual no te exime de ninguna responsabilidad) donde el error se penaliza desde muy pequeño. Muy poco o nada se pone en valor el hecho de intentarlo. Y como nuestra mente asocia la penalización a algo malo cada vez que puede verse en riesgo dejará de intentar hacer muchas cosas.

Nadie jamás podrá predecir a ciencia cierta el resultado de ninguna acción que emprendas pero lo que si sabemos es el resultado de no tomar decisiones por miedo. Cuando cambias tu estructura mental e integras que no hay errores y que en esta vida solo hay aprendizajes, el éxito está asegurado.

Vivimos en un mundo de posibilidades y no puedes ser tu quien lo estropee. Hay que darse el placer de experimentar y de hacerlo sin presión. Si la saciedad nos ha querido vender un modelo de éxito determinado no tenemos el porqué comprárselo.

Hemos dicho en más de una ocasión que las metas son el medio y nunca el fin y que la verdadera abundancia reside en el camino. Si dejes de hacer cosas o dejas de intentarlo por miedo estarás renunciando implícitamente a este mundo de posibilidades.

Creo firmemente que nos han preparado a consciencia parea tener miedos. La mayoría de ellos infundado. Y se, a ciencia cierta, que una persona con miedo esta en disposición de utilizar una mínima parte de todo su talento.

Recuerda: “O hay éxito o hay aprendizaje”. Esto en el peor de los casos porque en el mejor “hay éxito y hay aprendizaje”.

Un fuerte abrazo!

LA HONRADEZ ES PRODUCTIVA

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Los grandes, en la mayoría de los casos, no son grandes por casualidad, sino más bien por causalidad. Y esto lo pude comprobar ayer mismo y quiero, con vuestro permiso, compartir esta bonita anécdota para que entendamos que cuando alguien se convierte en un referente y cosecha una buena reputación es, paradójicamente, porque lo envuelven muchas más cosas que unos simples resultados.

Dejadme que os cuente:

Ya hacía semana que exploraba e investigaba la posibilidad de contratar los servicios como mentor de una persona muy seguida y admirada por mi. A decir verdad ya había realizado con el una potente formación pero esto iba un paso más allá. Debía ser consciente que la apuesta, sobretodo económica, sería muy importante y por eso decidí investigar algo más sobre el.

Hablé, sobretodo, con una persona cercana que ambos tenemos en común y intenté averiguar mucho más allá de sus resultados como es la persona con la cual quería invertir mi tiempo, mi energía, mi dinero pero sobretodo mi ilusión.

Sabía perfectamente, por su historia y por sus resultados que era el mentor que necesitaba, o eso creía yo. Pero un paso tan importante para mi requería de un mayor conocimiento de la persona. Y me sorprendió. Vaya si me sorprendió.

Y no me sorprendió porque lo que averigüé de él fuese algo fuera de lo común sino más bien porque cuando me decidí a ponerme en contacto con el encontré respuestas, pero sobretodo, encontré respuestas fuera de lo común.

Como podrás haber intuido, cuando realicé mi llamada, ya había tomado la decisión de proponerle la posibilidad que el fuera mi mentor. Solo restaba conocer si me era posible poder llevar a cabo este proceso, sobretodo a nivel económico ya que cuando uno cuenta con la experiencia, el bagaje y los resultados contrastados con los que cuenta Juan Carlos es muy fácil que la inversión no pueda ser asumida por muchas personas.

Aún así me decidí a llamarle y allí empieza la historia de grandeza. Lo primero que quiero destacar de la historia es que cada vez que me he puesto en contacto con Juan Carlos su respuesta ha sido inmediata. Y no por sus ganas de venderme ninguno de sus productos o servicios sino más bien por su afán de ayudar a las personas. Y ahora entenderás porqué.

Acordamos una hora para que pudiera llamarle y fieles a nuestra palabra nos pusimos en contacto. A partir de allí, en pocos minutos pude comprobar que esa llamada sería diferente y que estaba siendo el mejor servicio que Juan Carlos podía ofrecerme y de manera totalmente gratuita. Fue como si me realizaran una auditoría de valores gratuita.

Como buen “escuchador” enseguida me cedió la palabra y de pidió que le contara el motivo de la llamada. Y así lo hice. Cuando acabé mi exposición le había dado unos números y unas cifras para ser lo más específico y concreto posible para que pudiera entender con la mayor concreción cual era mi objetivo si al final cristalizaba nuestro proceso. Su respuesta no pudo ser más elocuente:

“Crack, ¿de que vas tío?” Muy en su línea pero no con el significado que yo esperaba. Esperaba, sinceramente, unos cuantos regalos a mis oídos y acto seguido entrar en materia. Lo que principalmente me importaba era escuchar la cifra de la mentoría para decidir lo más rápidamente posible si podía contratar sus servicio.

Cual fue mi sorpresa que esa cifra no salió hasta que ya habíamos descartado empezar cualquier tipo de proceso ni de colaboración. Que grande. Que bonito.

Fue directo, al grano y con la honradez por bandera. Después de conocer mi situación lo primero que me dijo es que no necesitaba ningún proceso, ni con el ni con nadie y de lo único de lo que yo “adolecía” era de impaciencia, es decir, de falta de paciencia. Yo le llamo paz-ciencia (la ciencia que estudia la paz).

Fue una preciosa conversación de más de 20 minutos donde en ningún momento me intento convencer de nada que no fuera de mi talento y de que no necesitaba nada de lo que estaba buscando a no ser que fuera para saciar mi ego.

Me estuvo contando sus experiencia personal y dando consejos hasta que decidimos despedirnos. Algunos de ellos, repito, dignos de una persona que lleva la honradez por bandera. Me llamo poderosamente la atención uno de ellos. “Lo único que me preocupa es que caigas en manos de alguien que si te quiera cobrar una gran cantidad de dinero cuando tu lo único que necesitas es paz-ciencia”.

Al principio yo no daba crédito. Con el paso de los minutos entendí que los grandes no solo son grandes por obtener buenos resultados sino más bien todo lo contrario. Los grandes obtienen buenos resultados precisamente porque son grandes.

Lo mejor de todo ello es que Juan Carlos, Juan Carlos Castro, un auténtico líder y maestro en neuro-influencia y finanzas ha ganado un cliente para siempre pero sobretodo se ha ganado sin esfuerzo, sino siendo solo quien es, el respeto de alguien que si antes lo admiraba ahora mucho más.

Me gustaría que el fruto de este post fuera como el título del mismo: La honradez es productiva.

 

Gracias por tus sabias palabras Juan Carlos.