Producto añadido al carrito.
Category

Emprendimiento

TODO LO GRANDE, UN DÍA COMENZÓ PEQUEÑO

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Tuve la inmensa fortuna y predisposición de acudir al Seminario Millonario de la mano de Cristian Abrate y Raimón Samso, además de poder disfrutar de un equipo de ponentes de auténtico lujo.

Me llevó de allí un montón de herramientas pero sobretodo algunas cosas que quiero compartir hoy contigo y que creo que pueden aportarte valor.

Déjame que te comparta una frase de cada uno de los organizadores y porqué creo yo que pueden ofrecerte mucho valor. Siempre desde una de mis máximas que es hacer fácil lo fácil. Si, has leído bien, hacer fácil lo fácil ya que nos hemos convertido en amantes de lo complicado cuando todo, en realidad, es mucho más sencillo.

Allá van estas dos poderosas reflexiones:

“Todo lo grande un día comenzó pequeño”, Cristian Abrate.

 Ahora que vivimos en la época de la prisa, del “todo para ayer” y de querer los resultados casi antes de empezar, esta frase adquiere mucho valor. Y adquiere más valor en un contexto en el que buscas tu libertad, tanto financiera como temporal.

Lo perdurable y placentero no entiende de velocidad. De echo, el Universo no entiende ni de tiempo, ni de esfuerzo, ni de sacrifico. Déjame que me explique:

Lo bueno y duradero se cuece a fuego lento porque el verdadero placer esta en el camino y nunca en la meta. Las metas son, simplemente, el medio pero nunca el fin. La verdadera abundancia, reside en disfrutar del camino. Y con las prisas, claro esta, el camino nos pasa totalmente desapercibido.

Las metas y los objetivos tiene que ser puntos de conexión para nuestra evolución como seres humanos, pero nunca deben ser el fin último. Por eso, tener prisa, cuando conviertes el camino en un placer no tiene sentido.

Si tienes prisa es que todavía no sabes lo que es la verdadera abundancia. Repito, la abundancia, la verdadera, buena y perdurable está en el camino y nunca en el resultado.

Además la prisa es fruto del ego pero nunca del alma. Recuerda que el ego siempre va deprisa y el alma, en cambio, va muy despacio para poder saborear los verdaderos placeres que nos da la vida.

Cuando te entre la prisa pregúntate que quiere tu ego. Pregúntate si lo que quiere es una necesidad o un deseo y si es un deseo si viene del miedo o del amor. Aquí sabrás porque lo quieres todo ya.

Y hablando de miedos:

“Yo no tengo miedo porque se perfectamente quien guía mis pasos” Raimón Samsó

 Posiblemente la frase del fin de semana para mi. Y es que cuando sabes quien guía tus pasos el miedo se desvanece.

Cuando sabes que formamos parte de un todo y ese todo es una inteligencia divina a la que todos pertenecemos, de la que todos podemos y debemos aprovecharnos dejas que ese todo haga su trabajo.

Para materializar y condensar en el plano de lo físico nuestras expectativas y experiencias nosotros debemos hacer nuestra parte del trato pero mucho más allá de lo que nosotros hagamos está lo que el Universo tiene preparado para nosotros.

Atraemos aquello que vibra a nuestra misma frecuencia. Somos energía y como tal hacemos de “imán” para atraer aquello que tiene nuestra misma carga energética.

Cuando vibras desde el miedo tus 5 sentidos cogen todo el protagonismo y te vuelves un ser ensimismado y egoísta, además de muy limitado. En cambio cuando haces las cosas desde el amor te dedicas a llevar adelante tu parte del trato y dejas que el Universo se encargue de los detalles. Así de simple y así de difícil de entender para la mayoría de nosotros.

Y ahora te invito a que cada vez que emprendas una acción te preguntes:

¿Desde donde estoy emprendiendo esta acción? Si la emprendes desde el miedo te darás cuenta enseguida porque habrá valido la pena. Si la emprendes desde el amor, en cambio, habrá valido la alegría.

Lo que diferencia a estas dos frases es el sentido que tu le des a la palabra abundancia. Si para ti abundancia es algo material y eso material es el fin te sentirás mal ya que estarás actuando egoístamente. Si para ti la abundancia es el placer de sentirte conectado con el todo estarás actuando desde el amor. Además la consecuencia directa de ello, te guste o no, será que aquello material que deseabas llegará a ti como por arte de magia.

Espero que aprendamos de las personas sabias y abundantes porque emprender tiene que ser poner rumbo al modelo de vida que deseamos y asumir la responsabilidad de vivir acorde a nuestro modelo de éxito y no al de otros.

 

Un fuerte abrazo amigo!!!!!

 

 

 

 

 

CONDICIONADOS PARA EL ÉXITO

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que ponga en duda el tremendo poder que nuestra mente ejerce sobre el resto de nuestro cuerpo y como este poder condiciona de una manera muy importante nuestros resultados.

Se dice que el 70% de nuestros pensamientos diarios son negativos. Nada extraño si nos fijamos, aunque sea vagamente, en el permanente miedo que parece que quieren hacernos vivir. Y vaya si lo están consiguiendo. Cuando el 70% de la información que nos llega del exterior es negativa, entra dentro de la más pura lógica que el 70% de nuestro pensamientos sean negativos.

Ya conoces la cadena de acontecimientos que generamos una vez que nuestros sentidos perciben información desde el exterior. En primer lugar generamos un pensamiento o juicio, este genera una emoción que es la responsable de llevarnos a la acción y esta acción, finalmente, nos dará un resultado. No es difícil imaginar, por tanto, que un pensamiento negativo puede acabar muy posiblemente en un resultado negativo.

Ahora bien ¿podemos condicionar conscientemente nuestra mente para el éxito? ¿cómo lo podemos hacer? ¿funciona?.

Claro que si. Si podemos condicionar nuestra mente para el éxito al igual que lo hacemos para el fracaso o para obtener pensamientos negativos. El gran secreto siempre, y no me cansaré de repetirlo, es hacerlo de manera consciente para así poder condicionar tus pensamientos de la forma que tu decidas y no de la forma en que tu subconsciente decida.

Recuerda que nuestra mente es una farmacia ambulante. A través de nuestros pensamientos es capaz de generar cualquier tipo de sustancia química que nuestro cuerpo necesite para sentirse de una determinada manera. En definitiva, somos nuestro mejor placebo. Si no te lo crees te recomiendo fervientemente la lectura del libro del Doctor Joe Dispenza “El placebo eres tu”.

 Bueno ¿Y como podemos condicionar nuestra mente para el éxito?. Déjame que comparta contigo 3 simples pasos que yo trabajo a diario para condicionar positivamente mi mente y enfocar mis acciones hacia el éxito ¿no crees que así es más fácil garantizarte algún resultado positivo?

En primer lugar anota en una hoja de papel los desenlaces que quieres obtener en el área que decidas condicionar positivamente tu mente. Puedes hacerlo en cualquier área de tu vida. Yo le llamo el Test de Desenlaces y lo ponemos en práctica en nuestra formación para emprendedores llamada “El Juego Interior del Éxito”.

 Este test consiste, ni más ni menos, en responderse poderosas preguntas para obtener poderosas respuestas. Imaginemos que quieres incidir y condicionar tu mente para mejorar en tu empresa y en la parcela económica. Podríamos hacernos preguntas tales como:

 

  • ¿Dónde quiero verme dentro de 3 años?
  • ¿Dónde quiero que esté situado mi empresa en el mercado?
  • ¿Cuanto quiero facturar al año?
  • ¿Quiénes serán mis clientes?
  • ¿De cuanto tiempo me permitirá disponer mi empresa en 3 años?
  • ¿Dónde pasaré mis vacaciones?
  • ¿Quiénes serán mis encargados?
  • ¿Cómo será un día en mi vida?
  • ¿Dónde viviré?
  • ¿Cómo será mi casa?

 

Puedes hacerte muchas más preguntas pero con el objetivo de que las respuestas sean igual de realistas como retadoras y motivantes.

En segundo lugar vas a leer diariamente el test de desenlaces y de inmediato vas a tomarte un mínimo de 10 minutos para practicar una visualización de lo que acabas de leer. Es recomendable estar en un lugar tranquilo en el cual tengas la capacidad de concéntrate solo en la lectura y el la posterior visualización. Mejor siempre con los ojos cerrados.

Puedes ponerte cómodo, puedes escuchar música o hacer lo que te haga sentir mejor para iniciar el ejercicio.

Este ejercicio lo llevarás a cabo entre 2/3 veces al día y durante un mínimo de 30 días. Solo estás invirtiendo entre 30 y 45 minutos al día para cambiar drásticamente tus resultados.

Y por último, lleva a cabo una acción enfocado durante estos 30 días que te dirija hacia tus objetivos. Cada acción que hagas que tenga el foco puesto en tu test de desenlaces. Cada acción que lleves a cabo que tenga una influencia futura directa el lo que tu deseas.

Ten paciencia y date el tiempo suficiente para empezar a ver que tu mentalidad y por tanto tus acciones han cambiado. ¿No crees, pues, que también cambiaran tus resultados?

Recuerda que el 80% del éxito es mental según Tony Robbins que de esto sabe un poco. Deja de incidir tanto fuera de ti y fíjate más en condicionar tu mente para llevar a cabo acciones brillantes. Recuerda lo que dice la Ley de la Creación:

 

  • Lo que crees, creas.
  • Todo se crea dos veces. La primera en la mente humana.

 

Lleva esta práctica a cabo durante cada día de tu vida en las áreas donde quieras cambiar cosas u obtener mejores resultados. Imagínate que durante cada uno de los 365 días del año estuvieras condicionando positivamente tu mente para el éxito. Sintieras esa emoción de saberte capaz de obtener tus sueños y te enfocarás cada día en llevar una acción a cabo en ese sentido.

Yo lo hago a diario y créeme que no me va nada mal. Recuerda la cadena de reacciones que te explicaba al principio de este post y analiza como un pensamiento acaba siendo un resultado. A mejores pensamientos, mejores resultados.

Espero tus comentarios al respecto y que me digas como te va.

 

 

 

 

TOP MODELS DE ÉXITO

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Hay algo que quiero compartir contigo que a mi me ha dado unos resultados espectaculares, sobretodo en estos últimos 2 años. No quiero parecer el típico anuncio de cualquier red social donde te proponen algo que en dos días cambiará tu vida. Nada más lejos de la realidad. Pero si puede ayudarte tanto como me ha ayudado a mi.

Ese algo es el modelado. El modelado es una técnica sencilla que consiste en coger a alguien como modelo en algún área donde a ti te gustaría obtener resultados y que esté modelo ya los ha obtenido.

Las personas que ya han obtenido lo que nosotros deseamos, han superado lo que nosotros queremos superar o han logrado los resultados que nosotros deseamos pueden sernos de gran ayuda: Y no solo para alcanzar nuestro objetivo, aquel que él ya ha logrado, sino para , además, evitarnos grandes dosis de tiempo, esfuerzo y en muchas ocasiones grandes cantidades de dinero.

Modelar a otras personas a mi me ha permitido aprender de una forma condicionada porque no solo aprendes la teoría sino que además te contagias de sus actos y por tanto te condicionas inconscientemente a alcanzar lo que el ya ha alcanzado. Modelar es condicionarte a tener los mismos resultados o mejores que el modelo al que estás siguiendo.

El ejercicio de modelar es algo apasionante ya que no solo te acerca de forma más rápida a tus resultados y te evita esfuerzos estériles que otro ya ha pasado por ti sino que además te permite aprender sobre los pasos de otro para mejorar aún más los resultados.

Modelar es observar, estudiar y casi mimetizar las conductas de quien según tu puede ser tu modelo. Pero no es copiar. Después de la observación y el estudio viene una segunda fase que es la adaptación de lo aprendido a tus circunstancias y a tus características. Modelar es divertirse encajando las piezas que otro ya te deja para que tu tengas éxito.

Llevamos toda la vida modelando inconscientemente y ahora te estoy proponiendo hacerlo consciente para así poderle sacar mucho mayor partido a la técnica de modelado.

Sin darte cuenta seguramente de pequeño habrás cogido el modelo de alguno de tus padres o ambos. Después de algún entrenador. Puede que de algún jefe de trabajo o de algún mentor. Todos lo hemos hecho. El problema de hacerlo de manera inconsciente es que no le sacamos el máximo partido a esta técnica tan bonita como barata.

No copies, sino estudia a tu modelo de forma consciente. Mira lo que hace, como lo hace y cuando lo hace y conscientemente piensa como aquello que acabas de observar lo puedes adaptar a ti para que te de los mismos o incluso mejores resultados. ¿Sencillo verdad?

Es una técnica tan barata como eficaz si sabes hacerla conscientemente y mantienes tu personalidad y autenticidad. Personalmente y sobretodo en los últimos tiempos modelo a todos aquellos personajes que creo que me pueden ayudar a llegar donde yo quiero llegar y se que ellos ya están.

Puedo decir que en el plano laboral, que es donde más centro mi modelado, sigo a las mismas 6 o 7 personalidades desde hace ya algún tiempo. Los estudio, los observo, asisto a sus curso, escucho sus conferencias, presto atención a lo que van haciendo e innovando y examino con paciencia, autenticidad y respeto que puedo sacar de ellos que sea adaptable a mi y que me lleve a donde quiero llegar. Un lugar, repito, donde ellos ya están.

Además me enorgullezco de tenerlos como modelos ya que no solo los admiro sino que además y sin ellos saberlo me han acercado mucho más rápido de lo que jamás hubiera podido imaginar a mis objetivos. Y no solo eso, sino que además son una constante e insaciable fuente de motivación para mi.

Cuando alguien a quien admiras y respetas, además te ayuda a vivir la vida que te mereces y que deseas, esa admiración crece aún más enteros.

Y no por ello me quito ningún mérito sino todo lo contrario. He tenido la inteligencia, la perseverancia y la humildad de seguirlos, de estudiarlos y de aceptarlos como personas que me han podido y siguen pudiendo enseñar aquello que yo deseo saber para ser quien quiero ser.

Te recomiendo que utilices la técnica de modelado porque es una preciosa manera de honrar a tus admirados maestros vitales y de acercarte al mismo tiempo a la vida que deseas.

NO ES EL “QUE” SINO EL “COMO”

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

“No consigo adelgazar”. “No consigo llegar a final de mes”. “Se perfectamente lo que tengo que hacer pero no consigo los resultados deseados”. ¿Cuántas veces habremos escuchado esta frase?. Cientos, tal vez miles ¿verdad? Y es que tiene todo el sentido del mundo.

Vivimos en la era de la información donde tenemos cualquier cosa que queramos saber o encontrar a la velocidad de un click. Infinidad de revistas especializadas, programas de radio y tv y “San Google” han hecho que tengamos toda la información que deseamos al alcance de nuestro mano y a una velocidad realmente asombrosa. Pero incluso así hay muchas personas perdidas.

Toda la información de la cual podemos disfrutar hoy en día es, simplemente, información. Lo que no nos brinda esta información es la experiencia necesaria para saber como aplicarla. Por eso hay tantas personas que, a pesar de conocer y haber oído cientos de veces lo que hay que hacer para solucionar sus problemas o para alcanzar sus resultados, no lo consiguen.

Mi experiencia profesional me ha llevado a ver patrones de conducta repetidos una y otra . Veamos un ejemplo en las 3 áreas fundamentales de la vida para ilustrarte mejor.

¿Cuántas veces hemos visto u oido a personas que con las mejores dietas en la mano las han abandonado? ¿O, tal vez, con el mejor plan de entrenamiento el cual no han podido/querido seguir con el? Peor aún, estando su salud en juego, saben que tienen que dejar de fumar pero no saben como hacerlo. Son personas que a pesar de tener el “que” les faltaba el “como”.

Vayamos al dinero. Personas que a pesar de conocer como ahorrar o invertir no saben como y están siempre en la misma situación financiera. Han leído, asistido a cursos y seminarios pero no consiguen salir de su particular carrera de la rata económica. Tienen el “que” pero no el “como”.

¿Y en el amor o las relaciones? Frases como: “Se que tengo que cambiar y dejar de ser tan celoso pero no lo consigo”. Siguen teniendo claro el “que” pero les falta el “como”.

Y es que existe un juego interior que es el responsable de cualquier éxito humano. Como dice Tony Robbins el 80% del éxito es mental, el resto es mecánico o técnico. Todos sabemos las teorías pero muy pocos hemos descubierto el poder del “como”, es decir, del camino a seguir.

Y hablando del “como” vamos a ver como podemos hacer para dominar este concepto en 4 simples pasos:

STEP1.- Saber que existe un juego interior formado por tus miedo y por tus creencias que te está impidiendo tomar acción en aquello que ya conoces que hay que hacer a nivel teórico. Algo te está frenando y este algo te impide llevar a la práctica lo que sabes que es correcto hacer en este momento. Y ya sabes que sin acción, todo es una ilusión.

STEP2.- Darse permiso, primero para poner en duda este sistema de creencias que te impide avanzar y después para experimentar nuevas sensaciones que puedes obtener haciendo las cosas de diferente manera. Aquí es fundamental darse permiso también para equivocarse.

Nos han enseñado desde muy jovencitos que el error se penaliza y nosotros hemos integrado esto hasta tal punto que somos los primeros en penalizarnos al primer error que cometemos. Esto nos da mucho miedo, un miedo paralizante que nos impide hacer las cosas de diferente manera. Recuerda lo que dijo un tal Albert Einstein: “Locura es querer obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo”.

STEP3.- Hablando de errores hay que empezar a desdramatizar el error. Este es el paso tercero. Desdramatiza cualquier error porque sino nunca arriesgarás, nunca avanzarás y por tanto nunca vas a adquirir la experiencia necesaria para dominar el “como”. Recuerda que “o hay éxito o hay aprendizaje”. Por tanto, el error, tal y como lo conocemos no existe. El error es una bendición que nos acerca cada vez más a nuestros objetivos con las lecciones bien aprendidas.

STEP4.- Hablando de aprendizaje: Aprende de todo lo que te suceda en el camino. Es en el propio camino hacia tus metas donde se encuentra el “como”. Ya sabes lo que tienes que hacer y poco a poco, si te pones en acción, irás descubriendo el como. Si aprendes de todo y cuanto te suceda te convertirás en un verdadero experto en lo que realices. Hoy en día, ser un experto en algo, es tener el presente y el futuro asegurados.

Ahora cuando algo no sepas como hacerlo pon en marcha la teoría a través de estos 4 simples pasos que te permitirán adaptar lo que ya conoces a tus circunstancias y a tu personalidad.

 

Un fuerte abrazo.

NO TE DES MÁS OPORTUNIDADES

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

En mi día a día veo con preocupación como muchas personas no alcanzan sus sueños y no disfrutan de la vida deseada porque ellos mismos se sabotean el proceso de conseguir sus objetivos. Y no tiene nada que ver con su capacidad o con sus dones y sus talentos sino con su mentalidad.

Hay algo común en las personas que no alcanzan a vivir aquella vida que siempre había soñado y es que siempre se dan una segunda oportunidad. Y no solo una segunda , sino una tercera una cuarta y todas las que hagan falta.

Ya sea por miedo, por pereza, por falta de motivación o por falta de compromiso hay demasiadas personas que no están dispuestas a pagar el precio que hay que pagar para alcanzar la plenitud y que se pasan todo el día sumidos en las excusas y los pretextos. Ya sabes que para mi, las excusas son la mejor herramienta de aquellas personas que han decidido ser mediocres y ser parte del problema y no de la solución.

Somos muchos, casi todos diría yo, que queremos disfrutar la vida al máximo pero somos muy pocos en proporción los que tenemos la claridad de ideas y la disposición para hacer lo que se tenga que hacer y ponerse a trabajar para vivir la vida de nuestros sueños. Si tuviera que darte un consejo porque eres de los que estás dispuesto a ponerte en marcha y poner en valor tus dones y tus talentos sería el siguiente:

No te des segundas oportunidades y quema las putas naves”.

 Esto que a priori parece tan sencillo resulta sumamente difícil para la mayoría de personas cuyos cerebros siempre buscan llevar a cabo la ley del mínimo esfuerzo y justificar sus resultados siempre con factores externos. Realmente a mi, este tipo de personas, ya no me dan ninguna lástima.

Son ellos y solo ellos que, en algunas ocasiones de manera consciente y en muchas de manera inconsciente, han decidido ponerse en el lado cómodo de la vida y no jugársela. No pasa absolutamente nada por ello siempre y cuando después no reclames al Universo la vida que dices merecer.

¿Quieres una vida mejor? ¿Crees que te la mereces? Pues deja de poner excusa de una puta vez y activa, honra y desata todo ese potencial con el que se te ha sido dotado como ser humano que eres. Claro, esto requiere de algo fundamental y es asumir el 100% de responsabilidad sobre el manejo y el control de tu vida. ¿Lo aceptas? ¿Aceptas el reto?

Ten en cuenta que nuestro cerebro está diseñado para ayudarnos a sobrevivir y primitivamente era la herramienta perfecta para liberarnos de cualquier peligro. Esto ya lo hemos hablado cientos de veces. Si el cerebro era una “herramienta” de supervivencia claro está que una de sus principales funciones es ahorrar energía.

Nuestro cerebro, todavía hoy en día, sigue funcionando con el modo “ahorro de energía” puesto. Solo aquellas personas que han entendido que ya no existen los mismos peligros y se atreven a explorar nuevas zonas de desarrollo logran alcanzar grandes resultados.

Tienes que aprender a contradecir y a desafiar a tu cerebro porque el está pensado y diseñado, no solo para no arriesgar ni salir de su zona de confort, sino para además encontrar y creerse cualquier excusa que justifique tu falta de acción.

Voy a decirte algo muy importante: aunque tu cerebro esté diseñado parea ahorrar energía, esto tampoco es una excusa. Ahora ya no existen esos antiguos peligros por los que antes nuestro cerebro se activaba. Ahora somos nosotros, los seres humanos, que hemos creado peligros sobre falsas ilusiones mentales. En muchos casos, insisto, para justificar nuestra falta de acción y por tanto nuestro malos resultados.

Si quieres alcanzar cosas extraordinarias y dejar un legado extraordinario tendrás que tener, por tanto, una motivación extraordinaria. No solo tendrás que superar las dificultades externas sino que también tendrás que retar a tu cerebro, entrenarlo y domesticarlo para tener la determinación de enfrentarse sin excusas a lo que seguramente calificará como peligros. No le hagas ni puto caso, en el 90% de los casos los peligros son totalmente infundados.

Si te sigues dando segundas y hasta terceras oportunidades le estás haciendo el juego a la parte más primitiva de tu ser. Estás, por pura comodidad, aceptando unas reglas de juego que hoy en día ya no tienen vigor más que para aquellas personas que han hecho de la queja y el lamento su mejor pretexto. No solo eso sino que además han convertido su percepción de la realidad en su única realidad.

¿Qué ocurre cuando quemas las naves y no hay segundas oportunidades? Muy sencillo: “O hay éxito o hay aprendizaje”. Si vas a por tus sueños con determinación como si no hubiera posible marcha atrás siempre estarás avanzando directo al punto donde te quieres ver en un espacio de tiempo. Puede que no lo consigas en primera instancia pero siempre estarás más cerca y dispondrás de muchas más herramientas que habrás aprendido por el camino.

¿A quién pretendes dar lástima? ¿Qué pretendes poniendo excusas? Sea lo que sea que pretendas tu situación no cambiará si no pasas a la acción como si la vida te fuera en ello.

Después no seas tan osado para decir que tus objetivos, aquellos que no lograste alcanzar, eran lo más importante para ti. Si eran lo más importante, es más, si son lo más importante, tarde o temprano lo vas a conseguir teniendo la mentalidad correcta. Este es mi “expertise”, dotar a las personas de la mentalidad correcta.

Como dice Tony Robbins: “Quien abandona sus sueños por el camino es porque se ha equivocado de motivos”. Por lo tanto, tienes que saber que si abandonas, es que los motivos por los cuales pasaste a la acción no eran tan potentes como tus miedos, tus excusas o tu pereza.

Ahora tu decides. Tú y solo tú eres el responsable máximo de alcanzar tus sueños y la vida que te mereces. Si no lo haces, a mi por lo menos, no me vengas a contar milongas que no me las voy a creer.

Un abrazo y te deseo lo mejor de ti.

LA FUENTE DE TODA ABUNDANCIA

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Llevo más de 15 años desarrollándome como emprendedor y en estos últimos tiempos intento transmitir mi mensaje a emprendedores que un día pusieron sus dones y sus talentos al servicio de su sueño y de mejorar la vida de sus semejantes.

Mi motivación es que sigo viendo, al igual que me veía a mi mismo, muchos sueños truncados, muchas decepciones, muchas perdidas de dinero, perdidas de energía y de tiempo desperdiciado y demasiadas personas golpeadas por la frustración. Ayudar a revertir esta situación desde mi experiencia me motiva a inspirar.

Son muy recurrentes preguntas como cual es la mejor manera de aumentar las ventas, de subir la facturación , sobre como atraer más clientes y sobre todo, como hacer que nuestro negocio sea cada vez un negocio más próspero y rico.

Cada vez, cada respuesta y cada ocasión que tengo para poder compartir mis experiencias frente a otros soñadores emprendedores me doy más cuenta de que estas preguntas, materialistas casi todas, solo tienen una respuesta espiritual.

He contado y quiero recordártelo hoy como en mis primeros años como emprendedor perdía grandes cantidades de dinero, energía y tiempo, además de dejar a muchas personas inocentes “heridas” por mi mala praxis y nada de ello fue fruto de la coyuntura económica ni de ninguna otra crisis que no fuera la de mis valores.

Por eso, hoy en día, cuando tengo la oportunidad de compartir con emprendedores como hacer crecer su negocio o como aumentar su facturación siempre les digo algo: “No busques fuera, lo que ya tienes dentro”.

Esta sencilla pero poderosa frase nos dota de una responsabilidad absoluta sobre nuestro resultados. No en vano  obtenemos en el plano de lo material lo que somos en el plano espiritual (a nivel de consciencia).

Nuestros frutos no son, ni más ni menos, que la consecuencia de un triángulo mágico interno y que en demasiadas ocasiones vivimos de espaldas a él restándole su verdadera importancia.

Son demasiados los emprendedores que hoy en día buscan la causa de sus resultados fuera de ellos cuando lo único que realmente encuentran allí afuera son los efectos de cómo son ellos como personas a nivel interno. Esta poca consciencia hace que aquellos emprendedores poco despiertos tengan muchas dificultades para entender las verdaderas reglas del éxito y por ello sufran demasiado y paguen un precio demasiado elevado para convertir lo que un día fue su sueño en una realidad.

El mejor consejo que pueda darte si quieres alcanzar la plenitud y los resultados deseados, tanto personales como profesionales, es que tomes consciencia de este triángulo mágico que es el creador de todos tus resultados materiales.

Cuando hablo del triángulo mágico me estoy refiriendo a:

TUS CREENCIAS:

Aquello en lo que crees, eres capaz de crearlo, de lo contrario ni te molestarás en buscar las herramientas necesarias para llevarlo a cabo.

En cambio,  aquello en lo que no crees será imposible que puedas crearlo simplemente porque lo consideras (crees) imposible y ni te molestarás en buscar los caminos.

Revisa tus creencias y verás que estás obteniendo los resultados en función de ellas. Si no te gusta lo que estás consiguiendo es que estás creyendo en lo equivocado.

TUS MIEDOS:

Si creas desde cualquier miedo siempre te estarás alejando de aquello que sabes que no quieres para ti pero nunca te estarás acercando a aquello que anhelas y deseas. Huir toda la vida cansa y desmotiva.

Revisa que fuerza te esta empujando y si en tus acciones ves el miedo en vez del amor tus resultados seguramente no serán los deseados. Y si en algún momento dado tuvieras la fortuna de que si lo fueran , seguramente serían muy efímeros.

TU PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD.

Y por último debes saber que esos miedos y esas creencias crean tu percepción de la realidad la cual, por lógica aplastante, estará creando tus resultados.

Según la percepción que tengas de ti mismo y del mundo que te rodea actuarás de una u otra manera. Y en función de como actúes obtendrás unos resultados.

Siento si no eran las respuestas que querías obtener para forrarte de pasta y hacerte “rico de dinero” pero son las más sencillas, las que yo conozco y las que están al alcance de todo el mundo, incluido tú.

No caigas en la tentación que tus creencias, fruto del ego, te hagan menospreciar este triángulo mágico que te permitirá disfrutar de una vida plena, abundante y feliz.

Alcanzar aquello que deseas está muy bien pero solo te ofrece una emoción efímera. Disfrutar de alcanzar aquello que te mereces y vivir cada uno de tus pasos hacia el éxito como parte del mismo es la mejor y mayor definición de plenitud que conozco y que deseo trasladarte hoy.

Espero que te sirva querido/a amigo/a……………

PD: Si quieres conocer más a fondo algunas maneras de tomar consciencia y conocer y transformar tus creencias puedes hacerte con un ejemplar “De Espectador a protagonista”. No te arrepentirás.

CUESTIÓN DE ÉXITO

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Querido amigo/a me vas a permitir que te haga unas cuantas preguntas y después te vas a permitir a ti mismo responderlas con total franqueza y honradez ¿Aceptas? Son preguntas muy sencillas pero que requieren de mucho auto-conocimiento previo para que te sirvan de palanca hacia una vida personal y profesional de éxito.

¿Quién eres?

 Siempre empiezo todos mis seminarios y conferencias con esta pregunta. Además, nuestro primer libro “De espectador a protagonista” empieza con esta pregunta.

Para mi, es tan fundamental su respuesta, que la antepongo a cualquier estrategia, táctica o recurso que puedas aprender de cualquier maestro o gurú. Para mi, sin duda alguna, es “la pregunta”.

 ¿Ya te respondiste? Si tu respuesta tiene algo que ver con tu nombre, con tu puesto de trabajo, con tu estatus, con tu desempeño profesional o con algo etéreo y/o ambiguo te invito a que revises la percepción que tienes hoy día de ti mismo.

No somos ni nuestro nombre, ni el lugar donde vivimos, ni nuestro lugar de trabajo, ni nuestra cuenta corriente, ni nuestros estatus familiar ni social. Somos mucho más que esto. Esto no son más que etiquetas que nos hemos puesto para enseñar a la sociedad parte de lo que “representamos”.

Somos seres con un potencial ilimitado, con un mundo interior lleno de vida y posibilidades y que, bien utilizado, nos va a permitir vivir una experiencia terrenal llena de abundancia, plenitud y felicidad.

Somos seres humanos y no hacedores humanos, ni tenedores humanos. Somos mucho más de lo que dice nuestra partida de nacimiento y de lo que está escrito en nuestra cuenta bancaria. Somos mucho más que nuestras posesiones físicas, familiares y sociales.

¿ Te das cuenta de todo ello? Identificarte con todo ello simplemente está limitando tu potencial como ser humano. Pensar que eres simplemente un nombre, un cargo, una parte de tu familia o de la sociedad es solo tener una visión muy reducida de lo que eres como ser humano y por consiguiente de aquello que eres capaz de ofrecer como el genio que estás llamado a ser.

Somos pura magia. Somos seres capaces de crear cosas de la nada y que, además, ya traemos de serie un potencial ilimitado. Somos seres creadores. Recuerda lo que dice la Ley de la Creación: “Todo se crea dos veces, la primera en la mente y la segunda en el plano de lo material”.

Así que a partir de hoy, cuando pienses en quien eres, piensa y siente en todo ese potencial del que dispones para responderte a la siguiente gran cuestión vital.

¿Qué has venido hacer a aquí?

 Cuando descubras quien eres y cual es todo tu potencial como ser humano debes plantearte para que estás aquí. El “para qué” es algo fundamental para el desarrollo de los seres humanos. Es el propósito final por el cual nuestra existencia cobra sentido.

Nuestro “para que” es el legado que hemos venido a dejar en esta tierra y para nuestros semejantes. Va mucho más allá de cualquier objetivo o ambición personal.

Nuestro camino hacia el éxito no se entiende sin encontrar un propósito en nuestra vida, un sentido de contribución, un legado. Debes descubrir cual es ese legado que has venido a dejar y con los que tendrás que trabajar codo a codo con esos dones y talentos con los que se te ha sido dotado.

Eres talento, eres potencial, eres luz pero debes poner todo eso al servicio de una causa para que puedas brillar con luz propia. Una vez que descubras quien eres y que haces aquí tendrás el camino hacia el éxito totalmente asegurado. Y esa es la tercera y definitiva cuestión.

¿Cuál es tu idea personal de éxito?

 Ahora que ya sabes quien eres y que haces aquí debes buscar tu recompensa. Debes activar todo ese potencial que tienes, ponerlo al servicio de tus semejantes pero también aprender a disfrutar y merecer la vida con la que siempre has soñado.

Siempre digo lo mismo: “Estamos aquí para mucho más que ir tirando”. Cuando uno es bien y hace el bien se merece tener bien.

Tienes que definir que es éxito para ti e ir en busca de él. Eres merecedor y por tanto debes sentirte como si ya fueras éxito. Es alarmante ver la cantidad de personas que han renunciado a vivir la vida de sus sueños o simplemente no se sienten merecedoras de vivir una vida plena y abundante. No cometas el mismo error.

Amigos y amigas, os aseguro que estas tres cuestiones pueden transformar tu vida. Ya se que pueden sonarte básicas y elementales pero “no es si ya lo sabes, es si lo aplicas”.

Una semana más…..te deseo lo mejor de ti.

¿En quien te quieres convertir? Lo deseas o es solo charlatanería.

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Ayer fue un día para recordar en mi historia personal y profesional. Ayer salía a la venta mi primer libro llamado “De Espectador a Protagonista”. Ayer sucedieron muchas cosas que quiero compartir contigo porque me han hecho reflexionar y creo que pueden aportarte valor.

Es común cuando leemos un libro de alguna persona de éxito, nos hacemos con un Best Seller o adquirimos algo de valor, caer en la tentación de pensar que tal o cual autor lo ha tenido sencillo y que, claro, como es una persona reconocida, le es muy fácil “publicar y besar el Santo”.

Es muy sencillo para casi la gran mayoría de personas caer en este razonamiento sencillo, pero lo bonito de este pensamiento es ver que se esconde debajo. Allí donde los ojos no alcanzan a ver. Me explico:

Pasamos fácilmente por alto que ese autor/a o cualquier otra persona de reconocido prestigio en su profesión un día empezó desde cero. La gran mayoría de autores a los que leo, ni siquiera empezaron siendo autores. Simplemente lo hicieron por compartir conocimientos y experiencias. Muchos, dicho sea de paso, lo hicieron sin esperar nada a cambio y en un momento de su vida donde más bien reinaba la escasez. Pensamos esto porque es nuestra mejor excusa para no arremangarse y pasar a la acción.

¿Porqué te dio esto? ¿Qué me lleva a esta reflexión?

Cuando me encontraba orgullosamente firmando los primeros ejemplares era común escuchar algunos comentarios que se iban repitiendo. Eran tipo: “Eres un crack, Gaspar”, “Es que eres la bomba”, “Debes estar orgulloso, con lo que cuesta escribir un libro”, “Ahora ya te puedes morir tranquilo” y muchos otros comentarios en esta línea.

Ahora quiero decirte: Ni soy un crack, ni la bomba, ni cuesta tanto escribir un libro. Pero si hay algo que sobresale por encima de cualquier cosa (menos mi familia) y es poder alcanzar un día mi Misión personal y profesional. Detrás de un libro o de cualquier gran logro no hay secretos ni hay magia. O si, según se mire.

Todos podemos escribir un libro, ser creadores de algo que cambie vidas como en su día fue Steve Jobs o podemos alcanzar cualquier gran logro. El tema esta en:

  • ¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ello?
  • ¿Cuántas ganas reales tienes de ser quien quieres ser?
  • ¿Estás dispuesto a hacer lo que hay que hacer?

Aquí es donde está la gran diferencia entre los genios y los que se quedan en el camino. Ayer me cansé de explicar que no hay ningún tipo de secreto en escribir un libro ni en hacer cualquier otra gran acción. Simplemente hay que tener claras varias cosas:

  1. Saber a donde quieres llegar.
  2. Conocer tus dotes y tus talentos
  3.  Tener el compromiso necesario para hacer lo que haya que hacer.

He trabajado duro para que mi primer libro saliera a la luz. De hecho en la primera intentona mandé a la papelera de reciclaje todo el primer borrador cuando ya llevaba más del 80% del libro hecho.

Estudié como poder ordenar mejor mis ideas y publicar con más claridad. Invertí tiempo y dinero en aquello que no sabía hacer tan bien. Después me marqué una meta clara con una fecha de inicio y de fin y sellé mi compromiso para que cada día, pasara lo que pasara, mi libro tuviera dos capítulos más.

Claro que me gusta el deporte tanto como hace unos años, claro que me gustaría hacer lo mismo que hacía hace algún tiempo atrás, claro que sí. Pero en esta vida hay que priorizar. Y con “De Espectador a Protagonista” lo he tenido que hacer. Y tu, si quieres alcanzar grandes cosas, tendrás que pagar altos precios.

Tener foco, compromiso y claridad de ideas te lleva siempre a grandes resultados. Además, a buen seguro, de tener que salir de la zona de confort. Lo cual no tiene nada que ver con esforzarse o sacrificarse. Cuando uno siente pasión por lo que hace, ni se esfuerza ni se sacrifica.

Tengo un deseo irrefrenable de ser alguien importante para las personas que me rodeen. Mi Misión, inspirar, está cada vez más clara en mi mente y en mi corazón pero si esto no va acompañado de hacer lo actos que toca hacer para alcanzar lo que quiera alcanzar seré uno más de los soñadores ilusos que existen en nuestra sociedad.

Claro que quiero divertirme y exponerme menos, pero si quiero que mi libro y mi trabajo transforme muchas vidas tendré que hace lo que he hecho durante todo el santo día: arremangarme y ponerme a venderlo con todo el cariño y el amor del mundo.

Sin ir más lejos, ayer cuando empecé a enviar los primeros correos electrónicos y mensajes a las personas que pensaba que podrían desear un ejemplar recibí algunas respuestas que poco venían a cuento. ¿Y que? Quien tiene una meta clara debe de superar todas estas adversidades. Siempre digo que la envidia es la respuesta de los mediocres.

Insisto: todo depende del precio que estés dispuesto a pagar y si tu deseo de transformar vidas es real o es simple charlatanería.

Tu, al igual que yo y la mayoría de los seres humanos de este planeta, tenemos un potencial ilimitado por explotar pero en muchas ocasiones hacemos un mal uso de el. En demasiadas ocasiones, ni siquiera esto.

Te invito a que abandones las puñeteras excusas y vayas con toda tu fuerza a por tus sueños. Quema las putas naves y déjate ya de pamplinas porque si tu no lo haces, lo hará alguien por ti.

El mundo esta sobrado de quejicas y de envidiosos. Traba en silencio y que tus resultados hablen por ti. No hables tu demasiado para después dar que hablar.

Amigo/a: Te deseo lo mejor de ti.

Gaspar VeraAquí te dejo su enlace:
https://goo.gl/JNhyeJ

 

ALIMENTACIÓN Y ENERGÍA (con Ana Moreno)

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Como siempre decimos en los temas de alimentación: “tómatelo como otra opción”. Para mi no hay verdades absolutas en este apasionante mundo pero como bien dice Ana Moreno: “Prúebalo y a ver como te sientes”.

Apasionante ponencia en el Master de emprendedores de Sergio Fernandez y estamos felices de ver que nuestro programa de 4 días para emprendedores también da cabida al ejercicio físico y a la alimentación.

Que lo disfrutéis!!!

¿QUÉ ESTILO DE VIDA DESEAS?

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Es común encontrarse con emprendedores que no están obteniendo los resultados deseados. Es frecuente también escuchar mil y un pretextos para intentar justificar estos malos resultados. Pero pocos, muy pocos, o realmente ninguno de esos pretextos son más que excusas que justifican su falta de determinación, que no de capacidad.

Cuando alguien no consigue los resultados deseados puede ser por varios motivos pero hay dos que suelen ser denominador común y que hoy quiero explicarte para que no cometas tu el mismo error.

¿Estás contento con tus resultados? ¿Tu proyecto profesional te ayuda a llevar la vida que tu quieres? O por el contrario, ¿lo que empezó siendo una ilusión se ha convertido en tu peor pesadilla?.

Vamos a los dos motivos que suelen ser denominador común en aquellos emprendedores que aún no han alcanzado sus objetivos. Insisto en una idea fundamental y es que debes saber que ninguno de ellos tiene nada que ver con la capacidad, sino más bien sobre el juego interior del éxito de cada persona.

– Cuando alguien no encuentra los resultados deseados es porque sus acciones no están movidas por un fuerte motivo. Estoy hablando de la motivación.

La motivación, como ya me habrás escuchado cientos de veces, es aquel motivo por el cual decidimos pasar a la acción. Y cuando el motivo tiene un gran significado para nosotros es cuando estamos dispuestos a hacer lo que haya que hacer para alcanzar lo que deseamos alcanzar. Estamos en disposición de “quemas las putas naves”.

– Muy ligado a la motivación nos encontramos que los emprendedores que no obtienen resultados deseados nunca se han planteado algo tan elemental como “que estilo de vida quieren llevar” y si su negocio les podrá acercar, o no, a ello.

Tener claro los desenlaces a corto, medio y largo plazo hace que las personas que anhelan un estilo de vida concreto siempre mantengan la motivación necesaria para hacer lo que haya que hacer.

Antes de facilitarte algunas preguntas que te ayudarán a tomar consciencia de que estilo de vida quieres y que además aumentarán tu motivación, debes asegurarte que la emoción que sientes al imaginarte viviendo como deseas vivir es lo suficientemente intensa y fuerte para que deje una huella poderosa en ti y te lleve a la acción masiva inteligente.

Ahora vamos con algunas preguntas que debes contestarte antes de empezar con tu proyecto y como siempre te digo debes responderte con total sinceridad. En la www.escueladeliderazgoyexito.com le llamamos el “test de desenlaces”.

  • ¿Dónde desearías encontrarte dentro de 1,3 y 5años?
  • ¿Cómo te gustaría verte dentro de 1,3 y 5 años?
  • ¿Dónde viviré dentro de 1,3 y 5 años?
  • ¿Quiénes serán mis seres más próximos?
  • ¿Me estará ayudando mi proyecto a llevar la vida que yo deseo?
  • ¿Cómo quiero que sea un día laboral en mi vida?
  • ¿Cómo quiero que sea un día personal en mi vida?
  • ¿Quiénes serán las personas de mi equipo maestro?
  • ¿De cuanto tiempo libre dispondré?
  • ¿Cuánto fortuna neta tendré?
  • ¿Dónde viajaré?
  • ¿Qué actividades realizará, tanto de ocio como laborales?

¿Sencillo verdad? Ahora te animo a que cojas un papel y un lápiz y empieces a soñar despierto pero siempre con la idea clara que lo que escribes es posible alcanzarlo. Si lo ves inalcanzable tu mente saboteará este poderoso proceso.

Contesta estás preguntas por triplicado. Una vez para los desenlaces a un año, otra para los desenlaces a tres años y la última para los desenlaces a 5 años. Así trabajas a corto medio y largo plazo.

Quiero que te fijes en un detalle importante. No son preguntas sobre objetivos sino son preguntas que van directamente a tus deseos y a tu emoción. Te preguntarás ¿Porqué? Muy sencillo:

El deseo es aquel motivo de enorme peso para ti que hará que no desistas en el intento. Los deseos son las motivaciones. Un ser humano realmente motivado es capaz de llevar a cabo cualquier pequeña gran gesta.

Como decía el presidente Obama: “Personas corriente es capaz de hacer cosas extraordinarias”.

Ahora por favor, haz este test de desenlaces y asegúrate de que las respuestas que pones te erizan el bello, te ponen la piel de gallina y si puede ser te hacen saltar las lágrimas.

Es mejor llorar de emoción que resignarse a andar llorando por las esquinas porque no somos capaces de llevar la vida que nos merecemos.