Producto añadido al carrito.
Category

Desarrollo Profesional

ENERGÍA Y EMOCIONES

By | Cosnciencia, Desarrollo Profesional | 56 Comments

De nada sirve tener la energía elevada en el momento incorrecto y de nada sirve tener las emociones elevadas en los momentos incorrectos.

No se trata solo de tener una gran energía y unas emociones positivas sino de activarlas en los momentos precisos.

Gestionar correctamente las emociones en los momentos de mayor dificultad es uno de los caminos más seguros hacia el éxito. De nada sirve ser optimista y positivo el 90% de tu tiempo si cuando vienen mal dadas y tu proyecto está en peligro te entran las dudas y te estás generando stress y ansiedad.

Tampoco nos servirá una energía elevada el 90% del tiempo si cuando llegan los momentos de máxima exigencia y donde debemos poner en marcha lo mejor de nosotros no tenemos las fuerzas ni la convicción necesarias.

Manejar nuestra energía para no agotarla absurdamente y gestionar correctamente nuestras emociones en los momentos adecuados es parte de el juego interior del éxito. Un juego que, no en vano, es el responsable de hacer fracasar antes de tiempo demasiados proyectos.

Muchos proyectos no fracasan por falta de conocimiento, ni por falta de recursos sino que fracasan por el mero hecho de que sus impulsores no han sabido gestionar sus energías ni sus emociones.

No es ningún drama “fracasar”, de hecho yo no creo en el fracaso. Simplemente no analices solo factores externos cuando tengas que volver a empezar sino que prestes atención a tus factores internos.

Muy pocas personas dan menos importancia al juego interior que el mundo exterior y a los hechos que en el ocurren por eso no es casualidad que más del 80% de empresas cierren sus puertas antes del 3er año de vida.

#eljuegointeriordelexito #consciencia #emprendimiento

EL EMPRENDEDOR DE ÉXITO (el desarrollo personal en emprendedores)

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 55 Comments

Me hace muchísima ilusión compartir este nuevo post contigo porque a decir verdad no puede compartir mejor herramienta que esta.

Hoy para mi es importante descubrirte lo que realmente me facilitó dar un giro de 360º a mi negocio en plena crisis y como 5 años después me ha permitido empezar con un nuevo proyecto a mis 40 años que va sobre ruedas y además lo estoy preparando para que me lleve directamente a la libertad en los siguientes 5 años.

¿Te gustaría saber que es?

¿Cómo lo he hecho?

¿Y poder hacerlo tu también?

Hay algo que para mi debería ser fundamental en todos lo emprendedores del mundo y es el hecho de destinar siempre recursos suficientes a su desarrollo personal, es decir a convertirse en mejores seres humanos y a conocerse mejor como tales. Para mi es imposible separar al emprendedor de la persona, de hecho y no en vano, todos los emprendedores somos, ante todo, seres humanos.

Ser seres humanos nos hace a todos muy similares, con algunos matices, pero muy similares. En el fondo y al contrario de lo que mucha gente cree somos mucho más parecidos de lo que a priori puede parecer. Y es por eso que conocerse cada día mejor y volverse cada día mejor persona es el camino más directo y más placentero al éxito empresarial.

Ten en cuenta sobretodo una cosa: Los negocios son relaciones y las relaciones se generan por confianza. Aquellas personas que lo son buenas siempre generan mucha mayor confianza que quienes generan dudas.

Puedes tener en cuenta otra cosa: Hay miles de productos por todo el mundo como el tuyo pero tu eres único como ser humanos. Si alguien debe de elegir entre muchos productos iguales en un mundo tan globalizado y donde el marketing cada vez es mejor elegirá a la persona que le genere mayor confianza. No lo dudes.

En mi caso particular fue algo muy curioso y bendito. Hace ahora 10 años que empecé enserio en el mundo de los negocios. Empecé con todo de cara pero mi ego y mi mala gestión emocional fruto de mis experiencias pasadas llevaron a mi negocio al borde del abismo, literalmente.

Curiosamente me empecé a adentrar cada vez más en el mundo del desarrollo personal y fui realizando cada vez mejores formaciones, con mejores expertos pero sobretodo con grandes personas. A medida que avanzaba en mi crecimiento como persona, mi negocio, como por arte de magia y en plena crisis, se fue recuperando hasta día de hoy poder gozar de una salud envidiable a todos los niveles.

Cuando te trabajas como ser humano estás trabajando tu esencia y das otro aroma a todo lo que llevas a cabo. Y en el tema de tus negocios no es distinto. Hay un dicho que yo utilizo mucho y es el siguiente:

“Si quieres que las cosas cambien a tu alrededor, cambia tu primero”. En mi caso y en todos los que conozco, así fue.

Cuando te conozcas como personas aprenderás que emociones están gobernando tu vida a nivel interno que es, dicho sea de paso, lo que te está haciendo tomar las decisiones que estás tomando. Y ya sabes que eres fruto de las decisiones que tomas.

Tomar decisiones incorrectas en los momentos correctos puede ser letal y tomar las decisiones correctas en los momentos incorrectos puede llevarte al desastre. Ya no te cuento si tomas las decisiones incorrectas en los peores momentos.

Cuando empiezas a conocer que miedos y que creencias están gobernando tu vida y tus decisiones, todo cambia. Y cambia precisamente porque empiezas a estar en disposición de percibir la realidad de una manera distinta a la que lo veías y por tanto a tomar decisiones diferentes.

Ya lo decía Einstein: “Pretender obtener los mismos resultados haciendo siempre lo mismo es la mejor definición de locura que existe”.

Conócete, conócete cada vez mejor, trabaja todo aquello que no se ve a simple vista pero que como consecuencia da todos tus resultados. A partir de allí empezarás a tomar distintas decisiones fruto de gestionar mucho mejor tus emociones. Y estás nuevas decisiones te darán unos resultados distintos.

Cuanto más te trabajes a nivel interno menos fuerza tendrán tus creencias pasadas hasta que un día lleguen a desaparecer. En estos nuevos tiempos y en el mundo del desarrollo personal en concreto se habla mucho sobre las creencias pero muy pocas personas han conseguido verdaderamente destruir sus antigua y limitantes creencias para construir unas más poderosas y potenciadoras.

Muchas personas son conscientes de sus creencias limitadoras pero no hacen nada al respecto y entonces es cuando el mismo capitán sigue manejando el mismo barco que siempre te llevará al mismo destino.

Y para acabar, y citando a mi admirado Raimón Samsó cuando llegas a un nivel alto de consciencia o de desarrollo personal y además eres coherente “dejas de tener miedo porqué sabes perfectamente quien guía tus pasos”.

Si te tuviera que dar un humilde consejo para convertirte cada vez en un emprendedor de mayor éxito sería que nunca dejes de invertir en ti. Invierte en tu parte técnica pero siempre destina el 50% de tu presupuesto a invertir en tu propio desarrollo.

 

Un fuerte abrazo!

¿ERES DEL MONTÓN O ERES WOW?

By | Desarrollo Profesional | 56 Comments

Una cosa es tener un título que te acredite como profesional y la otra, muy distinta, es ser un verdadero profesional.

¿Qué esperas tu de alguien profesional?
¿Qué tipo de profesional contratarías?
¿Cómo tiene que ser un buen profesional más allá de sus conocimientos?

Hoy quiero compartir algo que a mi personalmente me está funcionando a las mil maravillas y que me permite cubrir con las 3 necesidades básicas de cualquier profesión y negocio.

1.- Disfrutar.
2.- Ganar dinero.
3.- Hacer más felices a mis clientes.

Hay algo de lo que adolecen muchos profesionales y es, precisamente, la falta de profesionalidad. Una falta de profesionalidad que no permite disfrutar a nadie, ni a quien da el servicio ni a quien lo recibe.

Además, igual pasa con el intercambio económico. Ni lo disfruta quien paga y quien lo recibe, si fuera persona sensata, tampoco lo debería recibir de buen gusto.

Si algo he aprendido estos últimos años y que ha hecho que mi negocio obtenga unos grandes resultados, tanto en el plano personal como en el económico, es a ser mucho mejor profesional de lo que se espera de mi.

¿Y que diantres es eso de ser mucho más profesional de lo que se espere de ti?

Muy sencillo, ser lo mejor persona y lo mejor técnico que puedas ser en cada momento.

¿Y como puedo serlo?

Más sencillo todavía. Aportando un valor muy superior al que se espere siempre de ti y por el precio que tu cobras y generando la máxima confianza en las personas que contraten tus productos a tus servicio.

Vamos por partes:

Las personas no compramos ni productos ni servicios sino que compramos emociones y las compramos, en primer lugar, por la confianza generada por quien nos ofrece determinado producto o servicio.

Nadie compra un coche, sino compra el placer, el lujo, el confort o su seguridad. Nadie compra un viaje sino que compran una experiencia. Nadie compra un perfume sino que compran bienestar y elegancia. Nadie compra un gimnasio sino que compran salud, imagen o bienestar.

¿Te das cuenta? Pero aquí no acaba la variante. Además, si quieres ser un profesional que cubra con las 3 necesidades que hemos citado anteriormente debes ser tu el elegido entre muchos que ofrecen productos o trabajos similares al tuyo. Si no hay clientes, no hay trabajo, ni emociones, ni producto que valga.

Para ser tu el elegido y además convertirte en el elegido para siempre solo existe un “truco” y es el de generar la máxima confianza en tu cliente.

Cuando alguien compra emociones quiere que quien le proporcione esas emociones sea lo mejor en su área para que esa experiencia que va a vivir sea la mejor experiencia que el pueda vivir en ese momento. No te preocupes por ser el mejor sino preocúpate por ser lo mejor.

En cada fase de tu desarrollo profesional técnico encontrarás el perfil de cliente adecuado. Pero solo si eres lo mejor profesional que puedas ser en cada momento con tus conocimientos y tus herramientas estos clientes te recomendarán y volverán a repetir experiencia contigo.

Estas recomendaciones y esta recurrencia te permitirán disponer de los recursos necesarios para cada vez ser mejor técnico en tu materia y poder invertir en la mejor formación.

Y para generar confianza debes ser lo mejor persona que sepas ser en cada momento evolutivo de tu vida. Insisto en que no te ocupes de ser la mejor persona, sino lo mejor persona que puedas ser ya que en cada momento de tu vida atraerás a aquellas personas que sintonicen contigo.

Es por esto que yo jamás separo un trabajador o un emprendedor de la persona que es. Uno puede ser un gran técnico pero no tener un trato humano correcto y generar tan poca confianza que ni siquiera te den la oportunidad de demostrar tus dotes técnicas como profesional.

Cada vez que tengo la oportunidad de dirigirme emprendedores les digo que “almen” sus negocios. Que no dejen nunca de formarse con los mejores para ser cada vez mejor y que no dejen jamás de generar confianza convirtiéndose dia a día en mejores seres humanos. Sea cual sea tu desarrollo profesional las personas quieren juntarse con buenas personas.

En ocasiones me da la sensación que nos hemos vuelto locos con el marketing y las redes sociales y que hemos abandonado la esencia de los negocios. Nada tengo en contra del marketing ni de ninguna red social pero estoy muy a favor de que estás herramientas nos sirvan para demostrar al mundo lo grandes profesionales en que nos hemos convertido y el tipo de persona confiable que somos.

Si te tuviera que dar una humilde recomendación que siempre doy en mis conferencias y cursos para emprendedores es la siguiente:
“Destina siempre un presupuesto anual para tu formación y que este se vaya 50% al desarrollo personal y el otro 50% a desarrollo técnico”.

¿Acaso tu no elegirías a un profesional que te generara la máxima confianza y te hiciera vivir una experiencia maravillosa?

Cumple estas dos sencillas reglas y todo te marchará sobre ruedas, te lo garantizo por experiencia propia.

O HAY O HAY APRENDIZAJE

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 57 Comments

Tenemos miedo a fallar, tenemos miedo a no estar a la altura, tenemos miedo ante los juicios o críticas ajenas y este miedo es el responsable, en demasiadas ocasiones, de ni siquiera haberlo intentado.

Si ahora tuviésemos la capacidad de recordar cuantas veces hemos dejado de hacer cosas por miedo seguramente ya no dejaríamos de hacer ninguna más por miedo a volvernos a perder tantas cosas bonitas. Menos mal que muchos de esas decisiones las vas olvidando, pero el olvido no es más que acto de i-rresponsabilidad (no hacerse responsable) por dejarse atrapar por esta emoción.

Solo quiero recordarte una cosa: El error no existe cuando lo intentas. Cuando tu haces tu parte y actúas “o hay éxito o hay aprendizaje”.

Vivimos en una sociedad (lo cual no te exime de ninguna responsabilidad) donde el error se penaliza desde muy pequeño. Muy poco o nada se pone en valor el hecho de intentarlo. Y como nuestra mente asocia la penalización a algo malo cada vez que puede verse en riesgo dejará de intentar hacer muchas cosas.

Nadie jamás podrá predecir a ciencia cierta el resultado de ninguna acción que emprendas pero lo que si sabemos es el resultado de no tomar decisiones por miedo. Cuando cambias tu estructura mental e integras que no hay errores y que en esta vida solo hay aprendizajes, el éxito está asegurado.

Vivimos en un mundo de posibilidades y no puedes ser tu quien lo estropee. Hay que darse el placer de experimentar y de hacerlo sin presión. Si la saciedad nos ha querido vender un modelo de éxito determinado no tenemos el porqué comprárselo.

Hemos dicho en más de una ocasión que las metas son el medio y nunca el fin y que la verdadera abundancia reside en el camino. Si dejes de hacer cosas o dejas de intentarlo por miedo estarás renunciando implícitamente a este mundo de posibilidades.

Creo firmemente que nos han preparado a consciencia parea tener miedos. La mayoría de ellos infundado. Y se, a ciencia cierta, que una persona con miedo esta en disposición de utilizar una mínima parte de todo su talento.

Recuerda: “O hay éxito o hay aprendizaje”. Esto en el peor de los casos porque en el mejor “hay éxito y hay aprendizaje”.

Un fuerte abrazo!

LA HONRADEZ ES PRODUCTIVA

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 55 Comments

Los grandes, en la mayoría de los casos, no son grandes por casualidad, sino más bien por causalidad. Y esto lo pude comprobar ayer mismo y quiero, con vuestro permiso, compartir esta bonita anécdota para que entendamos que cuando alguien se convierte en un referente y cosecha una buena reputación es, paradójicamente, porque lo envuelven muchas más cosas que unos simples resultados.

Dejadme que os cuente:

Ya hacía semana que exploraba e investigaba la posibilidad de contratar los servicios como mentor de una persona muy seguida y admirada por mi. A decir verdad ya había realizado con el una potente formación pero esto iba un paso más allá. Debía ser consciente que la apuesta, sobretodo económica, sería muy importante y por eso decidí investigar algo más sobre el.

Hablé, sobretodo, con una persona cercana que ambos tenemos en común y intenté averiguar mucho más allá de sus resultados como es la persona con la cual quería invertir mi tiempo, mi energía, mi dinero pero sobretodo mi ilusión.

Sabía perfectamente, por su historia y por sus resultados que era el mentor que necesitaba, o eso creía yo. Pero un paso tan importante para mi requería de un mayor conocimiento de la persona. Y me sorprendió. Vaya si me sorprendió.

Y no me sorprendió porque lo que averigüé de él fuese algo fuera de lo común sino más bien porque cuando me decidí a ponerme en contacto con el encontré respuestas, pero sobretodo, encontré respuestas fuera de lo común.

Como podrás haber intuido, cuando realicé mi llamada, ya había tomado la decisión de proponerle la posibilidad que el fuera mi mentor. Solo restaba conocer si me era posible poder llevar a cabo este proceso, sobretodo a nivel económico ya que cuando uno cuenta con la experiencia, el bagaje y los resultados contrastados con los que cuenta Juan Carlos es muy fácil que la inversión no pueda ser asumida por muchas personas.

Aún así me decidí a llamarle y allí empieza la historia de grandeza. Lo primero que quiero destacar de la historia es que cada vez que me he puesto en contacto con Juan Carlos su respuesta ha sido inmediata. Y no por sus ganas de venderme ninguno de sus productos o servicios sino más bien por su afán de ayudar a las personas. Y ahora entenderás porqué.

Acordamos una hora para que pudiera llamarle y fieles a nuestra palabra nos pusimos en contacto. A partir de allí, en pocos minutos pude comprobar que esa llamada sería diferente y que estaba siendo el mejor servicio que Juan Carlos podía ofrecerme y de manera totalmente gratuita. Fue como si me realizaran una auditoría de valores gratuita.

Como buen “escuchador” enseguida me cedió la palabra y de pidió que le contara el motivo de la llamada. Y así lo hice. Cuando acabé mi exposición le había dado unos números y unas cifras para ser lo más específico y concreto posible para que pudiera entender con la mayor concreción cual era mi objetivo si al final cristalizaba nuestro proceso. Su respuesta no pudo ser más elocuente:

“Crack, ¿de que vas tío?” Muy en su línea pero no con el significado que yo esperaba. Esperaba, sinceramente, unos cuantos regalos a mis oídos y acto seguido entrar en materia. Lo que principalmente me importaba era escuchar la cifra de la mentoría para decidir lo más rápidamente posible si podía contratar sus servicio.

Cual fue mi sorpresa que esa cifra no salió hasta que ya habíamos descartado empezar cualquier tipo de proceso ni de colaboración. Que grande. Que bonito.

Fue directo, al grano y con la honradez por bandera. Después de conocer mi situación lo primero que me dijo es que no necesitaba ningún proceso, ni con el ni con nadie y de lo único de lo que yo “adolecía” era de impaciencia, es decir, de falta de paciencia. Yo le llamo paz-ciencia (la ciencia que estudia la paz).

Fue una preciosa conversación de más de 20 minutos donde en ningún momento me intento convencer de nada que no fuera de mi talento y de que no necesitaba nada de lo que estaba buscando a no ser que fuera para saciar mi ego.

Me estuvo contando sus experiencia personal y dando consejos hasta que decidimos despedirnos. Algunos de ellos, repito, dignos de una persona que lleva la honradez por bandera. Me llamo poderosamente la atención uno de ellos. “Lo único que me preocupa es que caigas en manos de alguien que si te quiera cobrar una gran cantidad de dinero cuando tu lo único que necesitas es paz-ciencia”.

Al principio yo no daba crédito. Con el paso de los minutos entendí que los grandes no solo son grandes por obtener buenos resultados sino más bien todo lo contrario. Los grandes obtienen buenos resultados precisamente porque son grandes.

Lo mejor de todo ello es que Juan Carlos, Juan Carlos Castro, un auténtico líder y maestro en neuro-influencia y finanzas ha ganado un cliente para siempre pero sobretodo se ha ganado sin esfuerzo, sino siendo solo quien es, el respeto de alguien que si antes lo admiraba ahora mucho más.

Me gustaría que el fruto de este post fuera como el título del mismo: La honradez es productiva.

 

Gracias por tus sabias palabras Juan Carlos.

 

 

LAS BUENAS METAS NO LO SON TODO

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 51 Comments

Hay algo que el mundo espiritual me está enseñando a diario y es que “las metas no lo son todo”.

Para mi marcarse buenos objetivos y grandes metas deben ser el medio pero nunca el fin y me explico: Marcarse grandes metas debe servir para llenarnos de motivación y ofrecer al mundo nuestra mejor versión pero hay mucho más allá en este Universo que el alcanzar grandes cosas.

Alcanzar grandes cosas está muy bien para reconocer nuestros dones y nuestros talentos, para indicarnos que vamos por el buen camino, para dotarnos de la vida que nos merecemos pero hay algo mucho más poderoso que debe guiar nuestros pasos: LA CONTRIBUCIÓN.

El objetivo final debe ir mucho más allá de una gran meta y de un gran logro. El objetivo de los objetivos no tiene nada que ver con lo material sino más bien te adentra en el mundo de lo inmaterial. El gran objetivo, la meta de todas las metas es tener la sensación de estar envuelto de una energía de paz, de amor y de felicidad.

Utiliza las metas para ello pero recuerda que ellas son solo parte del camino.

#deespectadoraprotagonista #libroconsciente #teayudaráadescubrir.

 

 

NO ESFUERZO, NO SACRIFICIO

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 49 Comments
¿Te has preparado alguna vez duro para obtener grandes objetivos?
¿Te has esforzado, incluso has sacrificado muchas cosas por ello?
¿Has tenido la tentación de abandonar?
 
Si la preparación te lleva al esfuerzo y al sacrificio es que no estás en tu canal ni conectado con tu propósito vital. El Universo no entiende ni de esfuerzo ni de sacrificio por eso se te ha dotado de uno o varios talentos.
Todo lo que hagas que no active estos dones te llevará por caminos equivocados y lo máximo que podrás obtener serán tus metas.
 
Pero recuerda que la verdadera abundancia reside en el camino y nunca en el destino. Las metas y los objetivos deben ser el medio pero nunca el fin.
#deespectadoraprotagonista #sinesfuerzo #plenitud #abundancia #conectadi

¿Certidumbre o Incertidumbre?

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 52 Comments

¿Certidumbre o In-certidumbre? Esta es la cuestión. Manejar correctamente las emociones en los momentos más “complicados” es lo que marcará la diferencia y te acercará a tu éxito personal o profesional.

La in-certidumbre es lo que dominan las grandes mentes de nuestro mundo y aquellos que un día tuvieron una visión y se lanzaron a por ello con una clara intención.

En toda gran acción hay momentos de ausencia de certeza pero si esto se maneja de la manera adecuada no es nada malo, sino más bien lo contrario.

En la falta de certeza es cuando el ser humano, si lo gestiona correctamente, ofrece sus mejores prestaciones y lo mejor de si mismo. No conocer lo que nos depara el futuro nos obliga a prestar la máxima atención, adquirir la máximas herramientas y tomar las mejores decisiones. En cambio, la certidumbre hipnotiza nuestro potencial y lo duerme hasta límites insospechados.

Frente a los grandes retos surge la falta de certeza. Hay un instante donde abandonas lo conocido para lanzarte al río a por lo desconocido y allí es donde están los “cocodrilos”. Dominar estos momentos es dominar El Juego Interior del Éxito.

Dominar los instantes de falta de certeza donde el resultado es una incógnita es tener la capacidad de tomar las mejores decisiones en los mejores momentos. Es lo que marca realmente la diferencia.

Ahora te pregunto: ¿En los momentos de mayor tensión tomas las mejores decisiones? ¿Te dejas arrastrar por las emociones y te vuelves prisionero de ellas? ¿Tienes la sensación de que a pesar de no conocer lo que el camino te depare lo tienes todo bajo control?

Toma consciencia.

TODO LO GRANDE, UN DÍA COMENZÓ PEQUEÑO

By | Cosnciencia, Desarrollo Profesional | 45 Comments

Tuve la inmensa fortuna y predisposición de acudir al Seminario Millonario de la mano de Cristian Abrate y Raimón Samso, además de poder disfrutar de un equipo de ponentes de auténtico lujo.

Me llevó de allí un montón de herramientas pero sobretodo algunas cosas que quiero compartir hoy contigo y que creo que pueden aportarte valor.

Déjame que te comparta una frase de cada uno de los organizadores y porqué creo yo que pueden ofrecerte mucho valor. Siempre desde una de mis máximas que es hacer fácil lo fácil. Si, has leído bien, hacer fácil lo fácil ya que nos hemos convertido en amantes de lo complicado cuando todo, en realidad, es mucho más sencillo.

Allá van estas dos poderosas reflexiones:

“Todo lo grande un día comenzó pequeño”, Cristian Abrate.

 Ahora que vivimos en la época de la prisa, del “todo para ayer” y de querer los resultados casi antes de empezar, esta frase adquiere mucho valor. Y adquiere más valor en un contexto en el que buscas tu libertad, tanto financiera como temporal.

Lo perdurable y placentero no entiende de velocidad. De echo, el Universo no entiende ni de tiempo, ni de esfuerzo, ni de sacrifico. Déjame que me explique:

Lo bueno y duradero se cuece a fuego lento porque el verdadero placer esta en el camino y nunca en la meta. Las metas son, simplemente, el medio pero nunca el fin. La verdadera abundancia, reside en disfrutar del camino. Y con las prisas, claro esta, el camino nos pasa totalmente desapercibido.

Las metas y los objetivos tiene que ser puntos de conexión para nuestra evolución como seres humanos, pero nunca deben ser el fin último. Por eso, tener prisa, cuando conviertes el camino en un placer no tiene sentido.

Si tienes prisa es que todavía no sabes lo que es la verdadera abundancia. Repito, la abundancia, la verdadera, buena y perdurable está en el camino y nunca en el resultado.

Además la prisa es fruto del ego pero nunca del alma. Recuerda que el ego siempre va deprisa y el alma, en cambio, va muy despacio para poder saborear los verdaderos placeres que nos da la vida.

Cuando te entre la prisa pregúntate que quiere tu ego. Pregúntate si lo que quiere es una necesidad o un deseo y si es un deseo si viene del miedo o del amor. Aquí sabrás porque lo quieres todo ya.

Y hablando de miedos:

“Yo no tengo miedo porque se perfectamente quien guía mis pasos” Raimón Samsó

 Posiblemente la frase del fin de semana para mi. Y es que cuando sabes quien guía tus pasos el miedo se desvanece.

Cuando sabes que formamos parte de un todo y ese todo es una inteligencia divina a la que todos pertenecemos, de la que todos podemos y debemos aprovecharnos dejas que ese todo haga su trabajo.

Para materializar y condensar en el plano de lo físico nuestras expectativas y experiencias nosotros debemos hacer nuestra parte del trato pero mucho más allá de lo que nosotros hagamos está lo que el Universo tiene preparado para nosotros.

Atraemos aquello que vibra a nuestra misma frecuencia. Somos energía y como tal hacemos de “imán” para atraer aquello que tiene nuestra misma carga energética.

Cuando vibras desde el miedo tus 5 sentidos cogen todo el protagonismo y te vuelves un ser ensimismado y egoísta, además de muy limitado. En cambio cuando haces las cosas desde el amor te dedicas a llevar adelante tu parte del trato y dejas que el Universo se encargue de los detalles. Así de simple y así de difícil de entender para la mayoría de nosotros.

Y ahora te invito a que cada vez que emprendas una acción te preguntes:

¿Desde donde estoy emprendiendo esta acción? Si la emprendes desde el miedo te darás cuenta enseguida porque habrá valido la pena. Si la emprendes desde el amor, en cambio, habrá valido la alegría.

Lo que diferencia a estas dos frases es el sentido que tu le des a la palabra abundancia. Si para ti abundancia es algo material y eso material es el fin te sentirás mal ya que estarás actuando egoístamente. Si para ti la abundancia es el placer de sentirte conectado con el todo estarás actuando desde el amor. Además la consecuencia directa de ello, te guste o no, será que aquello material que deseabas llegará a ti como por arte de magia.

Espero que aprendamos de las personas sabias y abundantes porque emprender tiene que ser poner rumbo al modelo de vida que deseamos y asumir la responsabilidad de vivir acorde a nuestro modelo de éxito y no al de otros.

 

Un fuerte abrazo amigo!!!!!

 

 

 

 

 

CONDICIONADOS PARA EL ÉXITO

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 48 Comments

Hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que ponga en duda el tremendo poder que nuestra mente ejerce sobre el resto de nuestro cuerpo y como este poder condiciona de una manera muy importante nuestros resultados.

Se dice que el 70% de nuestros pensamientos diarios son negativos. Nada extraño si nos fijamos, aunque sea vagamente, en el permanente miedo que parece que quieren hacernos vivir. Y vaya si lo están consiguiendo. Cuando el 70% de la información que nos llega del exterior es negativa, entra dentro de la más pura lógica que el 70% de nuestro pensamientos sean negativos.

Ya conoces la cadena de acontecimientos que generamos una vez que nuestros sentidos perciben información desde el exterior. En primer lugar generamos un pensamiento o juicio, este genera una emoción que es la responsable de llevarnos a la acción y esta acción, finalmente, nos dará un resultado. No es difícil imaginar, por tanto, que un pensamiento negativo puede acabar muy posiblemente en un resultado negativo.

Ahora bien ¿podemos condicionar conscientemente nuestra mente para el éxito? ¿cómo lo podemos hacer? ¿funciona?.

Claro que si. Si podemos condicionar nuestra mente para el éxito al igual que lo hacemos para el fracaso o para obtener pensamientos negativos. El gran secreto siempre, y no me cansaré de repetirlo, es hacerlo de manera consciente para así poder condicionar tus pensamientos de la forma que tu decidas y no de la forma en que tu subconsciente decida.

Recuerda que nuestra mente es una farmacia ambulante. A través de nuestros pensamientos es capaz de generar cualquier tipo de sustancia química que nuestro cuerpo necesite para sentirse de una determinada manera. En definitiva, somos nuestro mejor placebo. Si no te lo crees te recomiendo fervientemente la lectura del libro del Doctor Joe Dispenza “El placebo eres tu”.

 Bueno ¿Y como podemos condicionar nuestra mente para el éxito?. Déjame que comparta contigo 3 simples pasos que yo trabajo a diario para condicionar positivamente mi mente y enfocar mis acciones hacia el éxito ¿no crees que así es más fácil garantizarte algún resultado positivo?

En primer lugar anota en una hoja de papel los desenlaces que quieres obtener en el área que decidas condicionar positivamente tu mente. Puedes hacerlo en cualquier área de tu vida. Yo le llamo el Test de Desenlaces y lo ponemos en práctica en nuestra formación para emprendedores llamada “El Juego Interior del Éxito”.

 Este test consiste, ni más ni menos, en responderse poderosas preguntas para obtener poderosas respuestas. Imaginemos que quieres incidir y condicionar tu mente para mejorar en tu empresa y en la parcela económica. Podríamos hacernos preguntas tales como:

 

  • ¿Dónde quiero verme dentro de 3 años?
  • ¿Dónde quiero que esté situado mi empresa en el mercado?
  • ¿Cuanto quiero facturar al año?
  • ¿Quiénes serán mis clientes?
  • ¿De cuanto tiempo me permitirá disponer mi empresa en 3 años?
  • ¿Dónde pasaré mis vacaciones?
  • ¿Quiénes serán mis encargados?
  • ¿Cómo será un día en mi vida?
  • ¿Dónde viviré?
  • ¿Cómo será mi casa?

 

Puedes hacerte muchas más preguntas pero con el objetivo de que las respuestas sean igual de realistas como retadoras y motivantes.

En segundo lugar vas a leer diariamente el test de desenlaces y de inmediato vas a tomarte un mínimo de 10 minutos para practicar una visualización de lo que acabas de leer. Es recomendable estar en un lugar tranquilo en el cual tengas la capacidad de concéntrate solo en la lectura y el la posterior visualización. Mejor siempre con los ojos cerrados.

Puedes ponerte cómodo, puedes escuchar música o hacer lo que te haga sentir mejor para iniciar el ejercicio.

Este ejercicio lo llevarás a cabo entre 2/3 veces al día y durante un mínimo de 30 días. Solo estás invirtiendo entre 30 y 45 minutos al día para cambiar drásticamente tus resultados.

Y por último, lleva a cabo una acción enfocado durante estos 30 días que te dirija hacia tus objetivos. Cada acción que hagas que tenga el foco puesto en tu test de desenlaces. Cada acción que lleves a cabo que tenga una influencia futura directa el lo que tu deseas.

Ten paciencia y date el tiempo suficiente para empezar a ver que tu mentalidad y por tanto tus acciones han cambiado. ¿No crees, pues, que también cambiaran tus resultados?

Recuerda que el 80% del éxito es mental según Tony Robbins que de esto sabe un poco. Deja de incidir tanto fuera de ti y fíjate más en condicionar tu mente para llevar a cabo acciones brillantes. Recuerda lo que dice la Ley de la Creación:

 

  • Lo que crees, creas.
  • Todo se crea dos veces. La primera en la mente humana.

 

Lleva esta práctica a cabo durante cada día de tu vida en las áreas donde quieras cambiar cosas u obtener mejores resultados. Imagínate que durante cada uno de los 365 días del año estuvieras condicionando positivamente tu mente para el éxito. Sintieras esa emoción de saberte capaz de obtener tus sueños y te enfocarás cada día en llevar una acción a cabo en ese sentido.

Yo lo hago a diario y créeme que no me va nada mal. Recuerda la cadena de reacciones que te explicaba al principio de este post y analiza como un pensamiento acaba siendo un resultado. A mejores pensamientos, mejores resultados.

Espero tus comentarios al respecto y que me digas como te va.