Producto añadido al carrito.
Category

Desarrollo Profesional

4 CLAVES PARA HACER PROSPERAR TU NEGOCIO (Libro “Inquebrantable” de Tony Robbins)

By | Cosnciencia, Desarrollo Profesional, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

 

Estoy estos días con la lectura del último libro de Anthony Robbins sobre finanzas y sobre la mentalidad que debe tener cualquier persona que quiera manejar con éxito las mismas y hay algo que quiero compartir con vosotros que me parece de mucho valor.

Son 4 claves que, tanto el como algunos de los mejores inversores del mundo, aplican y aplican con sumo esmero. Gran parte del libro habla, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, sobre como invertir en productos financieros y aunque este no sea tu mundo ni el mío, estas 4 claves son 100% aplicables a cualquier emprendedor que quiera tener garantía de éxito.

Vamos allá:

 

Clave número 1: NUNCA PIERDAS DINERO.

Sin duda, la que pone en primer lugar y no por casualidad. El primer objetivo de cualquier empresa debe ser no perder dinero y allí, sobretodo en tus inicios, es donde debes centrar todos tus esfuerzos.

Como yo siempre digo y lo digo por experiencia “se lo mejor que puedas en cada momento con los recursos que tienes”. Es muy fácil estirar más el brazo que la manga movidos, en unas ocasiones por la ilusión y en otras ocasiones por la desesperación.

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, gestionar bien tus emociones, sobretodo en los momentos de mayor dificultad te llevará a tomar las decisiones más acertadas en cada momento.

Perder capital, sobretodo de manera continua y sostenida en el tiempo, no solo te descapitalizará sino que te hace entrar en un bucle difícil de romper. Un bucle de falta de recursos físicos, mentales y emocionales. Es en este punto donde muchas personas arrojan la toalla por falta de confianza en ellos mismos.

 

Clave número 2: EL RIESGO ASIMÉTRICO.

 

Como bien sabrás, cualquier negocio que tenga como objetivo el crecimiento y la expansión tiene que seguir invirtiendo en el mismo. Allí es donde entra en juego esta clave número 2.

Según Robbins y todas las personas que el entrevista es importante que el riego de cualquier inversión sea asimétrico. Esto quiere decir que, por poner un ejemplo claro y diáfano, si arriesgamos 10€ el retorno pueda ser de 100€.

El riesgo nos es proporcional al fruto que puedo recibir en esa inversión. Puedo perder 10€ si las cosas no me salen como yo esperaba pero el retorno, si la cosa sale bien, es mucho mayor al riesgo. Interesante ¿verdad?

Ahora puedes estar pensando que suficiente tienes con poner en marcha con éxito la clave número 1 como para estar pensando en inversiones. Tener esta mentalidad es un error ya que, tarde o temprano, tu negocio necesitará inversión aunque esta venga dada por motivos que nada tengan que ver con el crecimiento y la expansión y simplemente lo hagas por pura supervivencia.

Aquí y esto te lo añado yo debes saber diferenciar entre gasto e inversión. Parece obvio pero muchos pequeños emprendedores o PYMES aún no lo tienen tan claro.

 

Clave número 3. EFICACIA TRIBUTARIA.

Si, si. Has oído bien. Y ahora no caigas en la tentación de pensar que esto es solo para grandes empresas. Por favor!!! Este es uno de los grandes errores de las empresas que tenemos poco “tamaño”, que no quiere decir pequeñas.

Cuando me refiero en mis formaciones para emprendedores que para tener éxito en el mundo empresarial hay que tener la mentalidad apropiada me estoy refiriendo a cosas como esta.

Las Leyes Fiscales están para incentivar aquellas cosas que los Gobiernos más necesitan y por eso les dan ventajas. No basta con tener un gestor que te lleve las cuentas sino que, entre los dos, tu y tu gestor debéis hacer un trabajo de aprendizaje e investigación sobre que beneficios legales puede disfrutar tu empresa con las condiciones actuales.

Ya se que puede resultarte un engorro, pero lo haces o mucho me temo que entrarás en las estadística de ser una del más del 85% de las empresa que mueren antes del tercer año de su nacimiento.

No te olvides: Los Gobiernos incentivan con los impuestos aquellos que mejor cubren sus necesidades. Sal del falso mito que los impuestos benefician a los ricos. Es mejor decir que los ricos conocen mejor como pagar menos impuestos legalmente. Ahora este trabajo te toca a ti aunque aun no seas rico. Solo así podrás serlo alguna vez.

 

Clave número 4. DIVERSIFICA

 

No por muy utilizada esta clave deja de tener importancia. Aunque Robbins y sus colegas nos hablan de productos financieros esta y las demás claves son aplicables a cualquier empresa, tenga el tamaño que tenga y por eso hice este post.

No tengas todos los huevos en la misma cesta porque si te falla la cesta te quedas sin huevos.

Utiliza tu ingenio, que según Robbins es el mejor de los recursos y piensa siempre como poder ofrecer productos diferentes a los clientes que ya tienes o en abrir otro tipo de negocio así como vayas teniendo ganancias y las reinviertas.

Esta clave es muy sencilla y requiere más de tu imaginación que de los recurso que puedas tener.

 

Espero haberte ayudado amigo!

UN DINERITO EXTRA

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Estamos en un cambio de era a nivel laboral. Nos encontrados sumergidos en un auténtico cambio del mapa del trabajo donde existe más competencia que nunca pero también más oportunidades que nunca.

Ya sabes que el éxito y la abundancia son, principalmente, estados mentales por lo que si estás bien programado no debería importarte demasiado que haya una gran competencia allí afuera porque tu periscopio seguramente apuntará con claridad a las oportunidades.

¿Estás listo? Apunten, disparen,………y BINGO!!!!

Estamos en la actualidad en uno de los mejores momentos, sino el mejor, para tomar las riendas de nuestra vida laboral y por ende personal. Estamos atravesando, posiblemente, el mejor momento para emprender y emprender con garantías de éxito.

¿Por qué digo esto? Pues muy sencillo. Nunca jamás había habido más recursos gratuitos para poner valor al servicio de otras personas. Ya sabes que los negocios es una mezcla de generar confianza aportando soluciones a problemas que tengan personas a las que lo que tu ofreces les puede aliviar algún sufrimiento o dar soluciones que ellos, por si mismos, no consiguen encontrar.

Gracias a Dios y a nuestro avances tecnológicos ya no es necesario invertir grandes sumas de dinero para montar un negocio. Esto ya es de otra época por lo que la excusa de “no tengo recursos” ya no cuela amigo mío.

Si de verdad quieres emprender estás en el mejor momento. Eso sí, necesitas saber algunas cosas de antemano para no ir haciendo el ganso como hacen algunos.

Y cuando digo hacer el ganso no lo digo en tono despectivo sino más bien quiero hacer énfasis en lo mal que utilizan los recursos existentes algunas personas que pasan todo el día lamentándose de la falta de recursos para salir adelante.

Si en lugar de utilizar estas plataformas como “muros de las lamentaciones” las utilizaran como canalizadoras de su talento, otro gallo cantaría.

Pero en primer lugar aclaremos una cosa. Lo que te estoy proponiendo no es que lo dejes todo, que te líes la manta a la cabeza y te conviertas en el nuevo Steve Jobs de turno. Para nada. Somos adultos y confío en ti. Se que entenderás lo que te estoy diciendo.

El objetivo de este post es simplemente hacerte ver que hoy en día y cada uno con sus tiempos y sus recursos puede convertirse, a tiempo parcial o completo, en emprendedor y si bien no consigue montar un imperio si es posible ganar un buen dinero extra.

Ahora bien ¿qué es ser un emprendedor? Es aquel que es y se hace 100% responsable de su destino profesional, económico y financiero. Por ende también es responsable de su destino personal.

Aquí está la clave. La verdadera clave es si estás dispuesto a pagar el precio que hay que pagar por ser y hacerte responsable. Pero no responsable a medias, sino 100% responsable.

A priori la respuesta es sencilla pero en la práctica veo en demasiadas ocasiones como no es así. Y no es así por que algunos han decidido vivir en el Universo de la irresponsabilidad, de la mediocridad y en el del “dámelo todo hecho por favor que es mi derecho”.

Te aseguro amigo que con esta actitud, simplona y facilona, exenta de cualquiera responsabilidad el mundo cada vez va a ponerse mucho más difícil. Por eso me refería a que el éxito y la abundancia son, principalmente, estados mentales.

Y ahora seguro que pensarás: Gaspar, si. Yo quiero ser responsable pero ¿cómo lo hago? Hoy en día existen cientos o tal vez miles de posibilidades en un mundo llamado internet. Simplemente con utilizar las herramientas que este nuevo mundo nos brinda gratuitamente ya puedes ser capaz de monetizar tu talento.

Ahora bien, en última instancia tu decides como utilizar este nuevo mundo de posibilidades. Se que puedes estar a punto de entrar en la tentación de habitar en el sub-mundo de la queja pensando que esto no es real, que tu no tienes ningún talento, que no tienes demasiada mano para las nuevas tecnologías, bla, bla , bla.

Y yo te diré: “No me cuentes tu puta vida”. Los recursos son eso, recursos. Y son para todos igual. Y las excusas también son recursos aunque parece que este recurso es mejor para unos que para otros.

Como dice Tony Robbins: “El ingenio es el mejor de los recursos”. Basta simplemente con que abras un canal en Youtube o te fabriques en 10 minutos una buena página de fans en Facebook, montes una botonera gratuita en Paypal y te pongas a ofrecer tu talento a quien lo necesite.

Eso y que además seas paciente y constante. Vivimos en un mundo donde todo lo queremos “para ayer” y esta velocidad es enemiga del talento.

Puedes ofrecer resúmenes de libros que hayas leído, aportar los conocimientos en años de experiencia en tu sector laboral, recetas de cocinas antiguas, puedes fabricar manualidades y ofrecerlas en la red y un puñado de cosas más que se me ocurren que además me sirven para tirar abajo, de antemano, todas tus excusas.

Ponte en marcha. Los resultados solo vienen después de la acción. Toma acción masiva e imperfecta y se constante. Al menos inténtalo. No dejes que te cuenten dentro de unos años que tu también lo hubieras podido hacer. Claro que lo puedes hacer. Es cuestión de actitud, no tanto de aptitud. De actitud mental.

¿Vamos a por ello? Te deseo lo mejor de ti!!!!!