Producto añadido al carrito.
Monthly Archives

noviembre 2017

LA HONRADEZ ES PRODUCTIVA

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 55 Comments

Los grandes, en la mayoría de los casos, no son grandes por casualidad, sino más bien por causalidad. Y esto lo pude comprobar ayer mismo y quiero, con vuestro permiso, compartir esta bonita anécdota para que entendamos que cuando alguien se convierte en un referente y cosecha una buena reputación es, paradójicamente, porque lo envuelven muchas más cosas que unos simples resultados.

Dejadme que os cuente:

Ya hacía semana que exploraba e investigaba la posibilidad de contratar los servicios como mentor de una persona muy seguida y admirada por mi. A decir verdad ya había realizado con el una potente formación pero esto iba un paso más allá. Debía ser consciente que la apuesta, sobretodo económica, sería muy importante y por eso decidí investigar algo más sobre el.

Hablé, sobretodo, con una persona cercana que ambos tenemos en común y intenté averiguar mucho más allá de sus resultados como es la persona con la cual quería invertir mi tiempo, mi energía, mi dinero pero sobretodo mi ilusión.

Sabía perfectamente, por su historia y por sus resultados que era el mentor que necesitaba, o eso creía yo. Pero un paso tan importante para mi requería de un mayor conocimiento de la persona. Y me sorprendió. Vaya si me sorprendió.

Y no me sorprendió porque lo que averigüé de él fuese algo fuera de lo común sino más bien porque cuando me decidí a ponerme en contacto con el encontré respuestas, pero sobretodo, encontré respuestas fuera de lo común.

Como podrás haber intuido, cuando realicé mi llamada, ya había tomado la decisión de proponerle la posibilidad que el fuera mi mentor. Solo restaba conocer si me era posible poder llevar a cabo este proceso, sobretodo a nivel económico ya que cuando uno cuenta con la experiencia, el bagaje y los resultados contrastados con los que cuenta Juan Carlos es muy fácil que la inversión no pueda ser asumida por muchas personas.

Aún así me decidí a llamarle y allí empieza la historia de grandeza. Lo primero que quiero destacar de la historia es que cada vez que me he puesto en contacto con Juan Carlos su respuesta ha sido inmediata. Y no por sus ganas de venderme ninguno de sus productos o servicios sino más bien por su afán de ayudar a las personas. Y ahora entenderás porqué.

Acordamos una hora para que pudiera llamarle y fieles a nuestra palabra nos pusimos en contacto. A partir de allí, en pocos minutos pude comprobar que esa llamada sería diferente y que estaba siendo el mejor servicio que Juan Carlos podía ofrecerme y de manera totalmente gratuita. Fue como si me realizaran una auditoría de valores gratuita.

Como buen “escuchador” enseguida me cedió la palabra y de pidió que le contara el motivo de la llamada. Y así lo hice. Cuando acabé mi exposición le había dado unos números y unas cifras para ser lo más específico y concreto posible para que pudiera entender con la mayor concreción cual era mi objetivo si al final cristalizaba nuestro proceso. Su respuesta no pudo ser más elocuente:

“Crack, ¿de que vas tío?” Muy en su línea pero no con el significado que yo esperaba. Esperaba, sinceramente, unos cuantos regalos a mis oídos y acto seguido entrar en materia. Lo que principalmente me importaba era escuchar la cifra de la mentoría para decidir lo más rápidamente posible si podía contratar sus servicio.

Cual fue mi sorpresa que esa cifra no salió hasta que ya habíamos descartado empezar cualquier tipo de proceso ni de colaboración. Que grande. Que bonito.

Fue directo, al grano y con la honradez por bandera. Después de conocer mi situación lo primero que me dijo es que no necesitaba ningún proceso, ni con el ni con nadie y de lo único de lo que yo “adolecía” era de impaciencia, es decir, de falta de paciencia. Yo le llamo paz-ciencia (la ciencia que estudia la paz).

Fue una preciosa conversación de más de 20 minutos donde en ningún momento me intento convencer de nada que no fuera de mi talento y de que no necesitaba nada de lo que estaba buscando a no ser que fuera para saciar mi ego.

Me estuvo contando sus experiencia personal y dando consejos hasta que decidimos despedirnos. Algunos de ellos, repito, dignos de una persona que lleva la honradez por bandera. Me llamo poderosamente la atención uno de ellos. “Lo único que me preocupa es que caigas en manos de alguien que si te quiera cobrar una gran cantidad de dinero cuando tu lo único que necesitas es paz-ciencia”.

Al principio yo no daba crédito. Con el paso de los minutos entendí que los grandes no solo son grandes por obtener buenos resultados sino más bien todo lo contrario. Los grandes obtienen buenos resultados precisamente porque son grandes.

Lo mejor de todo ello es que Juan Carlos, Juan Carlos Castro, un auténtico líder y maestro en neuro-influencia y finanzas ha ganado un cliente para siempre pero sobretodo se ha ganado sin esfuerzo, sino siendo solo quien es, el respeto de alguien que si antes lo admiraba ahora mucho más.

Me gustaría que el fruto de este post fuera como el título del mismo: La honradez es productiva.

 

Gracias por tus sabias palabras Juan Carlos.

 

 

LAS BUENAS METAS NO LO SON TODO

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 51 Comments

Hay algo que el mundo espiritual me está enseñando a diario y es que “las metas no lo son todo”.

Para mi marcarse buenos objetivos y grandes metas deben ser el medio pero nunca el fin y me explico: Marcarse grandes metas debe servir para llenarnos de motivación y ofrecer al mundo nuestra mejor versión pero hay mucho más allá en este Universo que el alcanzar grandes cosas.

Alcanzar grandes cosas está muy bien para reconocer nuestros dones y nuestros talentos, para indicarnos que vamos por el buen camino, para dotarnos de la vida que nos merecemos pero hay algo mucho más poderoso que debe guiar nuestros pasos: LA CONTRIBUCIÓN.

El objetivo final debe ir mucho más allá de una gran meta y de un gran logro. El objetivo de los objetivos no tiene nada que ver con lo material sino más bien te adentra en el mundo de lo inmaterial. El gran objetivo, la meta de todas las metas es tener la sensación de estar envuelto de una energía de paz, de amor y de felicidad.

Utiliza las metas para ello pero recuerda que ellas son solo parte del camino.

#deespectadoraprotagonista #libroconsciente #teayudaráadescubrir.

 

 

NO ESFUERZO, NO SACRIFICIO

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 49 Comments
¿Te has preparado alguna vez duro para obtener grandes objetivos?
¿Te has esforzado, incluso has sacrificado muchas cosas por ello?
¿Has tenido la tentación de abandonar?
 
Si la preparación te lleva al esfuerzo y al sacrificio es que no estás en tu canal ni conectado con tu propósito vital. El Universo no entiende ni de esfuerzo ni de sacrificio por eso se te ha dotado de uno o varios talentos.
Todo lo que hagas que no active estos dones te llevará por caminos equivocados y lo máximo que podrás obtener serán tus metas.
 
Pero recuerda que la verdadera abundancia reside en el camino y nunca en el destino. Las metas y los objetivos deben ser el medio pero nunca el fin.
#deespectadoraprotagonista #sinesfuerzo #plenitud #abundancia #conectadi

¿Certidumbre o Incertidumbre?

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | 52 Comments

¿Certidumbre o In-certidumbre? Esta es la cuestión. Manejar correctamente las emociones en los momentos más “complicados” es lo que marcará la diferencia y te acercará a tu éxito personal o profesional.

La in-certidumbre es lo que dominan las grandes mentes de nuestro mundo y aquellos que un día tuvieron una visión y se lanzaron a por ello con una clara intención.

En toda gran acción hay momentos de ausencia de certeza pero si esto se maneja de la manera adecuada no es nada malo, sino más bien lo contrario.

En la falta de certeza es cuando el ser humano, si lo gestiona correctamente, ofrece sus mejores prestaciones y lo mejor de si mismo. No conocer lo que nos depara el futuro nos obliga a prestar la máxima atención, adquirir la máximas herramientas y tomar las mejores decisiones. En cambio, la certidumbre hipnotiza nuestro potencial y lo duerme hasta límites insospechados.

Frente a los grandes retos surge la falta de certeza. Hay un instante donde abandonas lo conocido para lanzarte al río a por lo desconocido y allí es donde están los “cocodrilos”. Dominar estos momentos es dominar El Juego Interior del Éxito.

Dominar los instantes de falta de certeza donde el resultado es una incógnita es tener la capacidad de tomar las mejores decisiones en los mejores momentos. Es lo que marca realmente la diferencia.

Ahora te pregunto: ¿En los momentos de mayor tensión tomas las mejores decisiones? ¿Te dejas arrastrar por las emociones y te vuelves prisionero de ellas? ¿Tienes la sensación de que a pesar de no conocer lo que el camino te depare lo tienes todo bajo control?

Toma consciencia.

TODO LO GRANDE, UN DÍA COMENZÓ PEQUEÑO

By | Cosnciencia, Desarrollo Profesional | 45 Comments

Tuve la inmensa fortuna y predisposición de acudir al Seminario Millonario de la mano de Cristian Abrate y Raimón Samso, además de poder disfrutar de un equipo de ponentes de auténtico lujo.

Me llevó de allí un montón de herramientas pero sobretodo algunas cosas que quiero compartir hoy contigo y que creo que pueden aportarte valor.

Déjame que te comparta una frase de cada uno de los organizadores y porqué creo yo que pueden ofrecerte mucho valor. Siempre desde una de mis máximas que es hacer fácil lo fácil. Si, has leído bien, hacer fácil lo fácil ya que nos hemos convertido en amantes de lo complicado cuando todo, en realidad, es mucho más sencillo.

Allá van estas dos poderosas reflexiones:

“Todo lo grande un día comenzó pequeño”, Cristian Abrate.

 Ahora que vivimos en la época de la prisa, del “todo para ayer” y de querer los resultados casi antes de empezar, esta frase adquiere mucho valor. Y adquiere más valor en un contexto en el que buscas tu libertad, tanto financiera como temporal.

Lo perdurable y placentero no entiende de velocidad. De echo, el Universo no entiende ni de tiempo, ni de esfuerzo, ni de sacrifico. Déjame que me explique:

Lo bueno y duradero se cuece a fuego lento porque el verdadero placer esta en el camino y nunca en la meta. Las metas son, simplemente, el medio pero nunca el fin. La verdadera abundancia, reside en disfrutar del camino. Y con las prisas, claro esta, el camino nos pasa totalmente desapercibido.

Las metas y los objetivos tiene que ser puntos de conexión para nuestra evolución como seres humanos, pero nunca deben ser el fin último. Por eso, tener prisa, cuando conviertes el camino en un placer no tiene sentido.

Si tienes prisa es que todavía no sabes lo que es la verdadera abundancia. Repito, la abundancia, la verdadera, buena y perdurable está en el camino y nunca en el resultado.

Además la prisa es fruto del ego pero nunca del alma. Recuerda que el ego siempre va deprisa y el alma, en cambio, va muy despacio para poder saborear los verdaderos placeres que nos da la vida.

Cuando te entre la prisa pregúntate que quiere tu ego. Pregúntate si lo que quiere es una necesidad o un deseo y si es un deseo si viene del miedo o del amor. Aquí sabrás porque lo quieres todo ya.

Y hablando de miedos:

“Yo no tengo miedo porque se perfectamente quien guía mis pasos” Raimón Samsó

 Posiblemente la frase del fin de semana para mi. Y es que cuando sabes quien guía tus pasos el miedo se desvanece.

Cuando sabes que formamos parte de un todo y ese todo es una inteligencia divina a la que todos pertenecemos, de la que todos podemos y debemos aprovecharnos dejas que ese todo haga su trabajo.

Para materializar y condensar en el plano de lo físico nuestras expectativas y experiencias nosotros debemos hacer nuestra parte del trato pero mucho más allá de lo que nosotros hagamos está lo que el Universo tiene preparado para nosotros.

Atraemos aquello que vibra a nuestra misma frecuencia. Somos energía y como tal hacemos de “imán” para atraer aquello que tiene nuestra misma carga energética.

Cuando vibras desde el miedo tus 5 sentidos cogen todo el protagonismo y te vuelves un ser ensimismado y egoísta, además de muy limitado. En cambio cuando haces las cosas desde el amor te dedicas a llevar adelante tu parte del trato y dejas que el Universo se encargue de los detalles. Así de simple y así de difícil de entender para la mayoría de nosotros.

Y ahora te invito a que cada vez que emprendas una acción te preguntes:

¿Desde donde estoy emprendiendo esta acción? Si la emprendes desde el miedo te darás cuenta enseguida porque habrá valido la pena. Si la emprendes desde el amor, en cambio, habrá valido la alegría.

Lo que diferencia a estas dos frases es el sentido que tu le des a la palabra abundancia. Si para ti abundancia es algo material y eso material es el fin te sentirás mal ya que estarás actuando egoístamente. Si para ti la abundancia es el placer de sentirte conectado con el todo estarás actuando desde el amor. Además la consecuencia directa de ello, te guste o no, será que aquello material que deseabas llegará a ti como por arte de magia.

Espero que aprendamos de las personas sabias y abundantes porque emprender tiene que ser poner rumbo al modelo de vida que deseamos y asumir la responsabilidad de vivir acorde a nuestro modelo de éxito y no al de otros.

 

Un fuerte abrazo amigo!!!!!

 

 

 

 

 

¿QUÉ NARICES NOS PASA?

By | Cosnciencia | 52 Comments

Porqué nos cuesta tanto¿ ¿Cuál es ese motivo que nos impide cambiar? ¿Porqué a pesar de saber como hacerlo, no lo hacemos?

Llevo unos meses dando de media 2 conferencias a la semana y hablando a todas aquellas personas que vienen a bien escucharme sobre felicidad, plenitud, éxito y abundancia. Llevo el mismo tiempo dándome cuenta de algo muy curioso:

“La mayoría de las personas sabe lo que tiene que hacer para vivir feliz y en abundancia, pero no lo hace”.

¿Qué narices nos está pasando? ¿Cómo estamos programados? ¿Para cuando una re-programación?

Ya lo decía Confuncio: “Si sabes lo que tienes que hacer y no lo haces estás mucho peor que cuando no sabías que debías hacerlo”. Este es el principal motivo por el que la mayoría de las personas cada vez más se aleja de su propia felicidad y su propio modelo de éxito.

Nos hemos convertido en auténticos especialistas en comprar ideas de éxito ajenas, nos hemos equivocado con el significado de la palabra abundancia y vemos muy a lo lejos, cada vez más, la posibilidad de vivir realmente felices.

Y es que el ser humano, en esencia, ha venido a nada más y nada menos, que a vivir feliz y en plenitud. El trabajo, el stress y todo tipo de depresiones y ansiedades son invenciones nuestras fruto de una disfunción en nuestros programas mentales.

Cada vez que hablo en público sobre éxito, felicidad y abundancia veo con alegría como las personas lo entiende todo por su sencillez. Pero acto seguido, me invade la preocupación al ver como hemos complicado lo verdaderamente sencillo.

¿Porqué si sabemos lo que hay que hacer nos cuesta tanto hacerlo?

Nuestra mente esta diseñada, principalmente, para sobrevivir y condición principal para ello es el ahorro de energía. Y enfrentarse a lo desconocido nos hace gastar y consumir una gran cantidad de energía. Por eso, enfrentarnos a los cambios nos da pánico.

Quienes manejan nuestro entorno, esto lo saben perfectamente y nos han sumido en el miedo más profundo a través de “imputs” intencionados que nos llegan de todos las partes posibles de nuestro entorno.

Pero el entorno y su sutil manipulación no nos tiene que coger con la guardia bajada. No podemos entregar nuestra alma al diablo sin más, porqué las consecuencias se están viendo en nuestro día a día.

Lo rematadamente jodido es que también somos conscientes de esta manipulación del entorno pero aún seguimos cayendo en la trampa. Craso error.

Vivimos sujetos a la emoción del miedo y eso nos hace vibrar en una energía muy baja. Y cuando vibras a una energía tan y tan baja lo que atraes a tu vida es lo que vibra en la misma frecuencia. Si sientes miedo atraes miedo. Si sientes tristeza atraerás tristeza. Si sientes odio o rencor eso es lo que atraerás a tu vida.

Vivimos en un mundo que no es el real simplemente es el mundo que hemos construido a través de nuestra percepción y de cómo hemos decidido observarlo. Nuestro 5 sentidos, esos a los que hacemos tanto caso, solo captan una mínima porción de todo lo que nos rodea. ¡Despierta!

¿Porqué tenemos que esperar a ser diagnosticados con una grave enfermedad para cambiar nuestros hábitos? ¿Por qué debemos sufrir una pérdida para tomar consciencia y darnos cuenta? ¿Porqué? Salgamos del letargo inconsciente ¡YA!

Si realmente crees que eres merecedor de vivir en plenitud, en abundancia y feliz ¿no lo harías?

¿Sabes porqué la mayoría de personas no vive pleno, abundante y feliz? Porqué no creen que puedan serlo. ¡Que lástima, por Diós!

Te invito a que te retes, rompas con viejos patrones mentales, pongas en jaque tus miedos y tus creencias y apuntes alto. Quiero que apuestes por ti, por tus dones y tus talentos. Quiero, en definitiva, que vivas la vida que has venido a vivir y que utilices todo aquello de lo que se nos ha dotado para poder vivir de esta manera.

Lo saben , vaya si lo saben. Los que manejan el mundo saben como manipularte. Y tu sabes que lo están haciendo. Ahora debes de asumir tu responsabilidad. Y si, ya se que da vértigo, pero más vértigo da llegar a tus últimos días habiendo sido un esclavo de tus propias decisiones inconscientes.

Estoy aquí como despertador. Estoy aquí para darte una colleja y gritarte: ¡espabila ya!

Vale mucho la alegría lo que hay en la otra orilla, al otro lado del río. Cuando cambies te entrará el vértigo. Te asustará abandonar lo que crees que eres para convertirte en quien realmente eres. No aflojes, sigue cruzando el río.

Siempre hay un punto en el que te sientes perdido. Es normal, has abandonado tu antiguo yo y te diriges a tu verdadero yo. Pero como aún no has podido probar las mieles de la felicidad y no te lo crees porque tus sentidos no lo perciben estás asustado.

No te preocupes, nos ha pasado a todos. Pero lo que hay en la otra orilla del río bien vale el trabajo. Todo es cuestión del precio que estés dispuesto a pagar para vivir abundante, pleno y feliz.

Utiliza de forma consciente el libre albedrío con el cual el Universo nos dotó. Y nos doto de ello para que en momentos como este hicieras uso de el. No lo desperdicies porque estarás deshonrando al creador. Y tu eres su canal para crear aquí en la tierra.

Ahora que ya te he dicho lo que siento, yo ya cumplí con mi cometido. Ahora te toca a ti abandonar el club de la queja y volver a vivir tal cual llegaste al mundo, es decir, desde el amor.

No olvides que el ser humano, en esencia, es puro amor.

Te AMO!