Producto añadido al carrito.
Monthly Archives

septiembre 2017

CONDICIONADOS PARA EL ÉXITO

By | Cosnciencia, Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | No Comments

Hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que ponga en duda el tremendo poder que nuestra mente ejerce sobre el resto de nuestro cuerpo y como este poder condiciona de una manera muy importante nuestros resultados.

Se dice que el 70% de nuestros pensamientos diarios son negativos. Nada extraño si nos fijamos, aunque sea vagamente, en el permanente miedo que parece que quieren hacernos vivir. Y vaya si lo están consiguiendo. Cuando el 70% de la información que nos llega del exterior es negativa, entra dentro de la más pura lógica que el 70% de nuestro pensamientos sean negativos.

Ya conoces la cadena de acontecimientos que generamos una vez que nuestros sentidos perciben información desde el exterior. En primer lugar generamos un pensamiento o juicio, este genera una emoción que es la responsable de llevarnos a la acción y esta acción, finalmente, nos dará un resultado. No es difícil imaginar, por tanto, que un pensamiento negativo puede acabar muy posiblemente en un resultado negativo.

Ahora bien ¿podemos condicionar conscientemente nuestra mente para el éxito? ¿cómo lo podemos hacer? ¿funciona?.

Claro que si. Si podemos condicionar nuestra mente para el éxito al igual que lo hacemos para el fracaso o para obtener pensamientos negativos. El gran secreto siempre, y no me cansaré de repetirlo, es hacerlo de manera consciente para así poder condicionar tus pensamientos de la forma que tu decidas y no de la forma en que tu subconsciente decida.

Recuerda que nuestra mente es una farmacia ambulante. A través de nuestros pensamientos es capaz de generar cualquier tipo de sustancia química que nuestro cuerpo necesite para sentirse de una determinada manera. En definitiva, somos nuestro mejor placebo. Si no te lo crees te recomiendo fervientemente la lectura del libro del Doctor Joe Dispenza “El placebo eres tu”.

 Bueno ¿Y como podemos condicionar nuestra mente para el éxito?. Déjame que comparta contigo 3 simples pasos que yo trabajo a diario para condicionar positivamente mi mente y enfocar mis acciones hacia el éxito ¿no crees que así es más fácil garantizarte algún resultado positivo?

En primer lugar anota en una hoja de papel los desenlaces que quieres obtener en el área que decidas condicionar positivamente tu mente. Puedes hacerlo en cualquier área de tu vida. Yo le llamo el Test de Desenlaces y lo ponemos en práctica en nuestra formación para emprendedores llamada “El Juego Interior del Éxito”.

 Este test consiste, ni más ni menos, en responderse poderosas preguntas para obtener poderosas respuestas. Imaginemos que quieres incidir y condicionar tu mente para mejorar en tu empresa y en la parcela económica. Podríamos hacernos preguntas tales como:

 

  • ¿Dónde quiero verme dentro de 3 años?
  • ¿Dónde quiero que esté situado mi empresa en el mercado?
  • ¿Cuanto quiero facturar al año?
  • ¿Quiénes serán mis clientes?
  • ¿De cuanto tiempo me permitirá disponer mi empresa en 3 años?
  • ¿Dónde pasaré mis vacaciones?
  • ¿Quiénes serán mis encargados?
  • ¿Cómo será un día en mi vida?
  • ¿Dónde viviré?
  • ¿Cómo será mi casa?

 

Puedes hacerte muchas más preguntas pero con el objetivo de que las respuestas sean igual de realistas como retadoras y motivantes.

En segundo lugar vas a leer diariamente el test de desenlaces y de inmediato vas a tomarte un mínimo de 10 minutos para practicar una visualización de lo que acabas de leer. Es recomendable estar en un lugar tranquilo en el cual tengas la capacidad de concéntrate solo en la lectura y el la posterior visualización. Mejor siempre con los ojos cerrados.

Puedes ponerte cómodo, puedes escuchar música o hacer lo que te haga sentir mejor para iniciar el ejercicio.

Este ejercicio lo llevarás a cabo entre 2/3 veces al día y durante un mínimo de 30 días. Solo estás invirtiendo entre 30 y 45 minutos al día para cambiar drásticamente tus resultados.

Y por último, lleva a cabo una acción enfocado durante estos 30 días que te dirija hacia tus objetivos. Cada acción que hagas que tenga el foco puesto en tu test de desenlaces. Cada acción que lleves a cabo que tenga una influencia futura directa el lo que tu deseas.

Ten paciencia y date el tiempo suficiente para empezar a ver que tu mentalidad y por tanto tus acciones han cambiado. ¿No crees, pues, que también cambiaran tus resultados?

Recuerda que el 80% del éxito es mental según Tony Robbins que de esto sabe un poco. Deja de incidir tanto fuera de ti y fíjate más en condicionar tu mente para llevar a cabo acciones brillantes. Recuerda lo que dice la Ley de la Creación:

 

  • Lo que crees, creas.
  • Todo se crea dos veces. La primera en la mente humana.

 

Lleva esta práctica a cabo durante cada día de tu vida en las áreas donde quieras cambiar cosas u obtener mejores resultados. Imagínate que durante cada uno de los 365 días del año estuvieras condicionando positivamente tu mente para el éxito. Sintieras esa emoción de saberte capaz de obtener tus sueños y te enfocarás cada día en llevar una acción a cabo en ese sentido.

Yo lo hago a diario y créeme que no me va nada mal. Recuerda la cadena de reacciones que te explicaba al principio de este post y analiza como un pensamiento acaba siendo un resultado. A mejores pensamientos, mejores resultados.

Espero tus comentarios al respecto y que me digas como te va.

 

 

 

 

TOP MODELS DE ÉXITO

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | No Comments

Hay algo que quiero compartir contigo que a mi me ha dado unos resultados espectaculares, sobretodo en estos últimos 2 años. No quiero parecer el típico anuncio de cualquier red social donde te proponen algo que en dos días cambiará tu vida. Nada más lejos de la realidad. Pero si puede ayudarte tanto como me ha ayudado a mi.

Ese algo es el modelado. El modelado es una técnica sencilla que consiste en coger a alguien como modelo en algún área donde a ti te gustaría obtener resultados y que esté modelo ya los ha obtenido.

Las personas que ya han obtenido lo que nosotros deseamos, han superado lo que nosotros queremos superar o han logrado los resultados que nosotros deseamos pueden sernos de gran ayuda: Y no solo para alcanzar nuestro objetivo, aquel que él ya ha logrado, sino para , además, evitarnos grandes dosis de tiempo, esfuerzo y en muchas ocasiones grandes cantidades de dinero.

Modelar a otras personas a mi me ha permitido aprender de una forma condicionada porque no solo aprendes la teoría sino que además te contagias de sus actos y por tanto te condicionas inconscientemente a alcanzar lo que el ya ha alcanzado. Modelar es condicionarte a tener los mismos resultados o mejores que el modelo al que estás siguiendo.

El ejercicio de modelar es algo apasionante ya que no solo te acerca de forma más rápida a tus resultados y te evita esfuerzos estériles que otro ya ha pasado por ti sino que además te permite aprender sobre los pasos de otro para mejorar aún más los resultados.

Modelar es observar, estudiar y casi mimetizar las conductas de quien según tu puede ser tu modelo. Pero no es copiar. Después de la observación y el estudio viene una segunda fase que es la adaptación de lo aprendido a tus circunstancias y a tus características. Modelar es divertirse encajando las piezas que otro ya te deja para que tu tengas éxito.

Llevamos toda la vida modelando inconscientemente y ahora te estoy proponiendo hacerlo consciente para así poderle sacar mucho mayor partido a la técnica de modelado.

Sin darte cuenta seguramente de pequeño habrás cogido el modelo de alguno de tus padres o ambos. Después de algún entrenador. Puede que de algún jefe de trabajo o de algún mentor. Todos lo hemos hecho. El problema de hacerlo de manera inconsciente es que no le sacamos el máximo partido a esta técnica tan bonita como barata.

No copies, sino estudia a tu modelo de forma consciente. Mira lo que hace, como lo hace y cuando lo hace y conscientemente piensa como aquello que acabas de observar lo puedes adaptar a ti para que te de los mismos o incluso mejores resultados. ¿Sencillo verdad?

Es una técnica tan barata como eficaz si sabes hacerla conscientemente y mantienes tu personalidad y autenticidad. Personalmente y sobretodo en los últimos tiempos modelo a todos aquellos personajes que creo que me pueden ayudar a llegar donde yo quiero llegar y se que ellos ya están.

Puedo decir que en el plano laboral, que es donde más centro mi modelado, sigo a las mismas 6 o 7 personalidades desde hace ya algún tiempo. Los estudio, los observo, asisto a sus curso, escucho sus conferencias, presto atención a lo que van haciendo e innovando y examino con paciencia, autenticidad y respeto que puedo sacar de ellos que sea adaptable a mi y que me lleve a donde quiero llegar. Un lugar, repito, donde ellos ya están.

Además me enorgullezco de tenerlos como modelos ya que no solo los admiro sino que además y sin ellos saberlo me han acercado mucho más rápido de lo que jamás hubiera podido imaginar a mis objetivos. Y no solo eso, sino que además son una constante e insaciable fuente de motivación para mi.

Cuando alguien a quien admiras y respetas, además te ayuda a vivir la vida que te mereces y que deseas, esa admiración crece aún más enteros.

Y no por ello me quito ningún mérito sino todo lo contrario. He tenido la inteligencia, la perseverancia y la humildad de seguirlos, de estudiarlos y de aceptarlos como personas que me han podido y siguen pudiendo enseñar aquello que yo deseo saber para ser quien quiero ser.

Te recomiendo que utilices la técnica de modelado porque es una preciosa manera de honrar a tus admirados maestros vitales y de acercarte al mismo tiempo a la vida que deseas.

NO ES EL “QUE” SINO EL “COMO”

By | Desarrollo Personal, Desarrollo Profesional | No Comments

“No consigo adelgazar”. “No consigo llegar a final de mes”. “Se perfectamente lo que tengo que hacer pero no consigo los resultados deseados”. ¿Cuántas veces habremos escuchado esta frase?. Cientos, tal vez miles ¿verdad? Y es que tiene todo el sentido del mundo.

Vivimos en la era de la información donde tenemos cualquier cosa que queramos saber o encontrar a la velocidad de un click. Infinidad de revistas especializadas, programas de radio y tv y “San Google” han hecho que tengamos toda la información que deseamos al alcance de nuestro mano y a una velocidad realmente asombrosa. Pero incluso así hay muchas personas perdidas.

Toda la información de la cual podemos disfrutar hoy en día es, simplemente, información. Lo que no nos brinda esta información es la experiencia necesaria para saber como aplicarla. Por eso hay tantas personas que, a pesar de conocer y haber oído cientos de veces lo que hay que hacer para solucionar sus problemas o para alcanzar sus resultados, no lo consiguen.

Mi experiencia profesional me ha llevado a ver patrones de conducta repetidos una y otra . Veamos un ejemplo en las 3 áreas fundamentales de la vida para ilustrarte mejor.

¿Cuántas veces hemos visto u oido a personas que con las mejores dietas en la mano las han abandonado? ¿O, tal vez, con el mejor plan de entrenamiento el cual no han podido/querido seguir con el? Peor aún, estando su salud en juego, saben que tienen que dejar de fumar pero no saben como hacerlo. Son personas que a pesar de tener el “que” les faltaba el “como”.

Vayamos al dinero. Personas que a pesar de conocer como ahorrar o invertir no saben como y están siempre en la misma situación financiera. Han leído, asistido a cursos y seminarios pero no consiguen salir de su particular carrera de la rata económica. Tienen el “que” pero no el “como”.

¿Y en el amor o las relaciones? Frases como: “Se que tengo que cambiar y dejar de ser tan celoso pero no lo consigo”. Siguen teniendo claro el “que” pero les falta el “como”.

Y es que existe un juego interior que es el responsable de cualquier éxito humano. Como dice Tony Robbins el 80% del éxito es mental, el resto es mecánico o técnico. Todos sabemos las teorías pero muy pocos hemos descubierto el poder del “como”, es decir, del camino a seguir.

Y hablando del “como” vamos a ver como podemos hacer para dominar este concepto en 4 simples pasos:

STEP1.- Saber que existe un juego interior formado por tus miedo y por tus creencias que te está impidiendo tomar acción en aquello que ya conoces que hay que hacer a nivel teórico. Algo te está frenando y este algo te impide llevar a la práctica lo que sabes que es correcto hacer en este momento. Y ya sabes que sin acción, todo es una ilusión.

STEP2.- Darse permiso, primero para poner en duda este sistema de creencias que te impide avanzar y después para experimentar nuevas sensaciones que puedes obtener haciendo las cosas de diferente manera. Aquí es fundamental darse permiso también para equivocarse.

Nos han enseñado desde muy jovencitos que el error se penaliza y nosotros hemos integrado esto hasta tal punto que somos los primeros en penalizarnos al primer error que cometemos. Esto nos da mucho miedo, un miedo paralizante que nos impide hacer las cosas de diferente manera. Recuerda lo que dijo un tal Albert Einstein: “Locura es querer obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo”.

STEP3.- Hablando de errores hay que empezar a desdramatizar el error. Este es el paso tercero. Desdramatiza cualquier error porque sino nunca arriesgarás, nunca avanzarás y por tanto nunca vas a adquirir la experiencia necesaria para dominar el “como”. Recuerda que “o hay éxito o hay aprendizaje”. Por tanto, el error, tal y como lo conocemos no existe. El error es una bendición que nos acerca cada vez más a nuestros objetivos con las lecciones bien aprendidas.

STEP4.- Hablando de aprendizaje: Aprende de todo lo que te suceda en el camino. Es en el propio camino hacia tus metas donde se encuentra el “como”. Ya sabes lo que tienes que hacer y poco a poco, si te pones en acción, irás descubriendo el como. Si aprendes de todo y cuanto te suceda te convertirás en un verdadero experto en lo que realices. Hoy en día, ser un experto en algo, es tener el presente y el futuro asegurados.

Ahora cuando algo no sepas como hacerlo pon en marcha la teoría a través de estos 4 simples pasos que te permitirán adaptar lo que ya conoces a tus circunstancias y a tu personalidad.

 

Un fuerte abrazo.