Producto añadido al carrito.
Monthly Archives

julio 2017

O LO HACES TU O NADIE LO HARÁ POR TI

By | Sin categoría | No Comments

Hay que reconocer que ponerse en valor tiene mala prensa y fruto de ello caemos en la tentación de obviar algo tan importante y dejamos de ponerlo en práctica. Es más, casi todos tenemos bien instaurada la creencia que ponerse en valor, sobretodo en público, es de personas soberbias y prepotentes.

Amigo mío, si quieres éxito en la vida y en los negocios es imprescindible que aprendas a ponerte en valor sin ruborizarte. Es capital que aprendes a decir el precio de tus servicios sin titubear. Y es, como no, imprescindible que mantengas siempre bien alimentada tu auto-estima.

Desde muy temprana edad se ha demonizado el hecho de admitir que hacemos tal o cual cosa de forma brillante. A todos aquellos que sin ningún temor se han puesto en valor se les ha calificado de soberbios, prepotentes y pedantes cuando el simple hecho de ponerse en valor lleva intrínseco todo lo contrario.

Ponerse en valor no tiene nada que ver con alimentar nuestro ego sino en alimentar nuestra auto-estima para poder ofrecer al mundo y a nosotros mismos nuestra mejor versión.

Nos hemos convertido en auténticos especialistas de la crítica, a ajenos y sobretodo a nosotros mismos, y hemos descuidado por completo el halago. Repito una vez más por si no te había quedado claro: “ponerse en valor es cultivar de manera necesaria nuestra auto-estima para poder ofrecer lo mejor de nosotros como seres humanos”.

La humildad, la honradez, y la honestidad no se pueden entender sin amarse a uno mismo. Y ponerse en valor es amarse a uno mismo. Así que no tengas miedo a cultivar tu auto-estima porque si tu no lo haces nadie lo hará por ti.

Tener una auto-estima sana te permite ser libre y no depender de reconocimientos externos para poder ofrecer las mejores prestaciones como persona. Cuando uno se quiere debe poner en valor aquellas cualidades que pueden servir de ayuda a muchas otras personas.

¿Te imaginas que Nelson Mandela, Steve Jobs o Jeff Bezos no hubieran activado todo su valor y su talento? ¿Sabes que nos estaríamos perdiendo todos los seres humanos si Madre Teresa o Tony Robbins no hubieran puesto todo su valor al servicio de su causa? ¿De verdad te van a hacer creer que ponerse en valor es cosa de soberbios?

Mas bien es todo lo contrario. Quienes se atreven a criticar la puesta en valor suelen ser aquellas almas mediocres de espíritu que ven saciada su falta de auto-estima calificando como inmoral que tu hayas decido decirle al mundo que pones tu talento al servicio de aquel que quiera aprovecharlo.

No te cortes, no tengas miedo, no te dejes arrastrar por esas personas que lo único que quieren es anular tu talento para que así ellos puedan igualar su falta de acción a tus dones.

Desde la humildad y la honestidad tienes que admitir que estás activando tu potencial y lo estás poniendo al servicio de una causa. ¿Hay algo más trascendental que esto?

Ser soberbio o ser pre-potente implica querer ser mejor que otro y hacerlo anulando su potencial. Ponerse en valor, en cambio, no es competir con nadie sino ofrecer a todos. Como siempre digo: “No se trata de ser el mejor sino lo mejor”. Y uno no puede ser lo mejor como ser humano y abandonar esta vida satisfecho sin antes haber puesto sus dones y sus talentos al servicio de una causa.

A partir de hoy que no te asuste decir claramente tus tarifas, que no te de miedo comentar cuanto valen tus productos a servicio, que no te aterrorice poner tus cualidades sobre la mesa, porque si tu no lo haces nadie lo hará por ti.

Ponerse en valor, hoy en día, es lo más honrado que hay. En una época donde los “valores” brillan por su ausencia, ponerse en valor y honrar estos valores es de valientes. Y no hay ningún valiente en este mundo que no haya recibido críticas.

Pero recuerda, ponerse en valor es precisamente tener la capacidad de situarse a un nivel de mayor frecuencia y mayor consciencia que la que llevan intrínsecas la crítica y la descalificación. No des ese poder a los mediocres y enseña al mundo lo que vales.

 

Jorge Lomar habla sobre “Un curso de milagros”

By | Cosnciencia, Liderazgo | No Comments

Hace ahora varios meses que comenté con mis más allegados que sentía que estaba en un momento de transición debido a que estaba poniendo en serias dudas lo que “era real” y lo que “no era real”.

Mi razonamiento era el siguiente:

“Si somos capaces de apagar nuestros sentidos, sobretodo vista y oido, y seguimos siendo capaces de crear una realidad con nuestros pensamientos que también crea emociones ¿porque debería ser el mundo real el que podemos percibir con nuestros sentido y no cuando estos descansan?”

“¿No podría ser que se nos haya dotado de los 5 sentidos para percibir lo que realmente antes hemos creado en nuestra mente?”

Es como Matrix ¿Que es lo real y que es una ilusión? Yo aún no lo descubrí pero a juzgar por este video, ni estoy loco no voy mal encaminado.

Os lo recomiendo.

CUESTIÓN DE ÉXITO

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Querido amigo/a me vas a permitir que te haga unas cuantas preguntas y después te vas a permitir a ti mismo responderlas con total franqueza y honradez ¿Aceptas? Son preguntas muy sencillas pero que requieren de mucho auto-conocimiento previo para que te sirvan de palanca hacia una vida personal y profesional de éxito.

¿Quién eres?

 Siempre empiezo todos mis seminarios y conferencias con esta pregunta. Además, nuestro primer libro “De espectador a protagonista” empieza con esta pregunta.

Para mi, es tan fundamental su respuesta, que la antepongo a cualquier estrategia, táctica o recurso que puedas aprender de cualquier maestro o gurú. Para mi, sin duda alguna, es “la pregunta”.

 ¿Ya te respondiste? Si tu respuesta tiene algo que ver con tu nombre, con tu puesto de trabajo, con tu estatus, con tu desempeño profesional o con algo etéreo y/o ambiguo te invito a que revises la percepción que tienes hoy día de ti mismo.

No somos ni nuestro nombre, ni el lugar donde vivimos, ni nuestro lugar de trabajo, ni nuestra cuenta corriente, ni nuestros estatus familiar ni social. Somos mucho más que esto. Esto no son más que etiquetas que nos hemos puesto para enseñar a la sociedad parte de lo que “representamos”.

Somos seres con un potencial ilimitado, con un mundo interior lleno de vida y posibilidades y que, bien utilizado, nos va a permitir vivir una experiencia terrenal llena de abundancia, plenitud y felicidad.

Somos seres humanos y no hacedores humanos, ni tenedores humanos. Somos mucho más de lo que dice nuestra partida de nacimiento y de lo que está escrito en nuestra cuenta bancaria. Somos mucho más que nuestras posesiones físicas, familiares y sociales.

¿ Te das cuenta de todo ello? Identificarte con todo ello simplemente está limitando tu potencial como ser humano. Pensar que eres simplemente un nombre, un cargo, una parte de tu familia o de la sociedad es solo tener una visión muy reducida de lo que eres como ser humano y por consiguiente de aquello que eres capaz de ofrecer como el genio que estás llamado a ser.

Somos pura magia. Somos seres capaces de crear cosas de la nada y que, además, ya traemos de serie un potencial ilimitado. Somos seres creadores. Recuerda lo que dice la Ley de la Creación: “Todo se crea dos veces, la primera en la mente y la segunda en el plano de lo material”.

Así que a partir de hoy, cuando pienses en quien eres, piensa y siente en todo ese potencial del que dispones para responderte a la siguiente gran cuestión vital.

¿Qué has venido hacer a aquí?

 Cuando descubras quien eres y cual es todo tu potencial como ser humano debes plantearte para que estás aquí. El “para qué” es algo fundamental para el desarrollo de los seres humanos. Es el propósito final por el cual nuestra existencia cobra sentido.

Nuestro “para que” es el legado que hemos venido a dejar en esta tierra y para nuestros semejantes. Va mucho más allá de cualquier objetivo o ambición personal.

Nuestro camino hacia el éxito no se entiende sin encontrar un propósito en nuestra vida, un sentido de contribución, un legado. Debes descubrir cual es ese legado que has venido a dejar y con los que tendrás que trabajar codo a codo con esos dones y talentos con los que se te ha sido dotado.

Eres talento, eres potencial, eres luz pero debes poner todo eso al servicio de una causa para que puedas brillar con luz propia. Una vez que descubras quien eres y que haces aquí tendrás el camino hacia el éxito totalmente asegurado. Y esa es la tercera y definitiva cuestión.

¿Cuál es tu idea personal de éxito?

 Ahora que ya sabes quien eres y que haces aquí debes buscar tu recompensa. Debes activar todo ese potencial que tienes, ponerlo al servicio de tus semejantes pero también aprender a disfrutar y merecer la vida con la que siempre has soñado.

Siempre digo lo mismo: “Estamos aquí para mucho más que ir tirando”. Cuando uno es bien y hace el bien se merece tener bien.

Tienes que definir que es éxito para ti e ir en busca de él. Eres merecedor y por tanto debes sentirte como si ya fueras éxito. Es alarmante ver la cantidad de personas que han renunciado a vivir la vida de sus sueños o simplemente no se sienten merecedoras de vivir una vida plena y abundante. No cometas el mismo error.

Amigos y amigas, os aseguro que estas tres cuestiones pueden transformar tu vida. Ya se que pueden sonarte básicas y elementales pero “no es si ya lo sabes, es si lo aplicas”.

Una semana más…..te deseo lo mejor de ti.

¿En quien te quieres convertir? Lo deseas o es solo charlatanería.

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Ayer fue un día para recordar en mi historia personal y profesional. Ayer salía a la venta mi primer libro llamado “De Espectador a Protagonista”. Ayer sucedieron muchas cosas que quiero compartir contigo porque me han hecho reflexionar y creo que pueden aportarte valor.

Es común cuando leemos un libro de alguna persona de éxito, nos hacemos con un Best Seller o adquirimos algo de valor, caer en la tentación de pensar que tal o cual autor lo ha tenido sencillo y que, claro, como es una persona reconocida, le es muy fácil “publicar y besar el Santo”.

Es muy sencillo para casi la gran mayoría de personas caer en este razonamiento sencillo, pero lo bonito de este pensamiento es ver que se esconde debajo. Allí donde los ojos no alcanzan a ver. Me explico:

Pasamos fácilmente por alto que ese autor/a o cualquier otra persona de reconocido prestigio en su profesión un día empezó desde cero. La gran mayoría de autores a los que leo, ni siquiera empezaron siendo autores. Simplemente lo hicieron por compartir conocimientos y experiencias. Muchos, dicho sea de paso, lo hicieron sin esperar nada a cambio y en un momento de su vida donde más bien reinaba la escasez. Pensamos esto porque es nuestra mejor excusa para no arremangarse y pasar a la acción.

¿Porqué te dio esto? ¿Qué me lleva a esta reflexión?

Cuando me encontraba orgullosamente firmando los primeros ejemplares era común escuchar algunos comentarios que se iban repitiendo. Eran tipo: “Eres un crack, Gaspar”, “Es que eres la bomba”, “Debes estar orgulloso, con lo que cuesta escribir un libro”, “Ahora ya te puedes morir tranquilo” y muchos otros comentarios en esta línea.

Ahora quiero decirte: Ni soy un crack, ni la bomba, ni cuesta tanto escribir un libro. Pero si hay algo que sobresale por encima de cualquier cosa (menos mi familia) y es poder alcanzar un día mi Misión personal y profesional. Detrás de un libro o de cualquier gran logro no hay secretos ni hay magia. O si, según se mire.

Todos podemos escribir un libro, ser creadores de algo que cambie vidas como en su día fue Steve Jobs o podemos alcanzar cualquier gran logro. El tema esta en:

  • ¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ello?
  • ¿Cuántas ganas reales tienes de ser quien quieres ser?
  • ¿Estás dispuesto a hacer lo que hay que hacer?

Aquí es donde está la gran diferencia entre los genios y los que se quedan en el camino. Ayer me cansé de explicar que no hay ningún tipo de secreto en escribir un libro ni en hacer cualquier otra gran acción. Simplemente hay que tener claras varias cosas:

  1. Saber a donde quieres llegar.
  2. Conocer tus dotes y tus talentos
  3.  Tener el compromiso necesario para hacer lo que haya que hacer.

He trabajado duro para que mi primer libro saliera a la luz. De hecho en la primera intentona mandé a la papelera de reciclaje todo el primer borrador cuando ya llevaba más del 80% del libro hecho.

Estudié como poder ordenar mejor mis ideas y publicar con más claridad. Invertí tiempo y dinero en aquello que no sabía hacer tan bien. Después me marqué una meta clara con una fecha de inicio y de fin y sellé mi compromiso para que cada día, pasara lo que pasara, mi libro tuviera dos capítulos más.

Claro que me gusta el deporte tanto como hace unos años, claro que me gustaría hacer lo mismo que hacía hace algún tiempo atrás, claro que sí. Pero en esta vida hay que priorizar. Y con “De Espectador a Protagonista” lo he tenido que hacer. Y tu, si quieres alcanzar grandes cosas, tendrás que pagar altos precios.

Tener foco, compromiso y claridad de ideas te lleva siempre a grandes resultados. Además, a buen seguro, de tener que salir de la zona de confort. Lo cual no tiene nada que ver con esforzarse o sacrificarse. Cuando uno siente pasión por lo que hace, ni se esfuerza ni se sacrifica.

Tengo un deseo irrefrenable de ser alguien importante para las personas que me rodeen. Mi Misión, inspirar, está cada vez más clara en mi mente y en mi corazón pero si esto no va acompañado de hacer lo actos que toca hacer para alcanzar lo que quiera alcanzar seré uno más de los soñadores ilusos que existen en nuestra sociedad.

Claro que quiero divertirme y exponerme menos, pero si quiero que mi libro y mi trabajo transforme muchas vidas tendré que hace lo que he hecho durante todo el santo día: arremangarme y ponerme a venderlo con todo el cariño y el amor del mundo.

Sin ir más lejos, ayer cuando empecé a enviar los primeros correos electrónicos y mensajes a las personas que pensaba que podrían desear un ejemplar recibí algunas respuestas que poco venían a cuento. ¿Y que? Quien tiene una meta clara debe de superar todas estas adversidades. Siempre digo que la envidia es la respuesta de los mediocres.

Insisto: todo depende del precio que estés dispuesto a pagar y si tu deseo de transformar vidas es real o es simple charlatanería.

Tu, al igual que yo y la mayoría de los seres humanos de este planeta, tenemos un potencial ilimitado por explotar pero en muchas ocasiones hacemos un mal uso de el. En demasiadas ocasiones, ni siquiera esto.

Te invito a que abandones las puñeteras excusas y vayas con toda tu fuerza a por tus sueños. Quema las putas naves y déjate ya de pamplinas porque si tu no lo haces, lo hará alguien por ti.

El mundo esta sobrado de quejicas y de envidiosos. Traba en silencio y que tus resultados hablen por ti. No hables tu demasiado para después dar que hablar.

Amigo/a: Te deseo lo mejor de ti.

Gaspar VeraAquí te dejo su enlace:
https://goo.gl/JNhyeJ

 

ALIMENTACIÓN Y ENERGÍA (con Ana Moreno)

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Como siempre decimos en los temas de alimentación: “tómatelo como otra opción”. Para mi no hay verdades absolutas en este apasionante mundo pero como bien dice Ana Moreno: “Prúebalo y a ver como te sientes”.

Apasionante ponencia en el Master de emprendedores de Sergio Fernandez y estamos felices de ver que nuestro programa de 4 días para emprendedores también da cabida al ejercicio físico y a la alimentación.

Que lo disfrutéis!!!

PLACER vs. ENERGÍA

By | Cosnciencia, Exito, Liderazgo | No Comments

Hay uno de los capítulos de mi libro “De espectador a Protagonista” que habla de la importancia de mantener un cuerpo equilibrado y lleno de energía para poder alcanzar grandes metas.

Nuestro cuerpo, como todos sabemos, es nuestro vehículo ejecutor, es el que nos va a llevar de un lado a otro y nos permitirá pasar a la acción. Una acción tan necesaria que no podemos prescindir de tener un cuerpo lleno de energía si queremos alcanzar grandes gestas.

Pero esta semana quiero hacerte algunas preguntas que me gustaría que te respondieras con total sinceridad:

  • ¿Prestas la atención necesaria a tu cuerpo y a como lo llenas o lo vacías de energía?
  • ¿Te alimentas de productos que ponen energía en tu cuerpo o por el contrario se le restan?
  • ¿Llevas a cabo unos hábitos de vida saludables o por el contrario tus actividades son consumidoras de energía?

Como sabrás hay mil y una maneras de poner o de quitar energía a tu cuerpo y muchas de estas últimas las llevamos a cabo de manera inconsciente. Quiero enumerarte 5 de las formas más frecuentes de restar energía a tu cuerpo y a las que solemos prestarle muy poca atención. Vamos con ellas:

 

EL DESCANSO:

El descanso es necesario para recuperar toda la energía perdida durante el día y durante nuestras tareas diarias. Al contrario de lo que muchas personas creen, en el tema del descanso es mejor apostar por la calidad mas que por la cantidad.

El tema del descanso es muy personal y hay cuerpos habituados a descansar menos horas que otros pero que recuperan mejor. Lo importante, lo realmente básico, es tener la calidad necesaria de descanso.

 

GESTIÓN DEL STRESS:

Uno de los grandes males de este nuevo siglo. La incorrecta gestión emocional de cualquier situación nos produce un efecto negativo en nuestro cuerpo y hace que este consuma más energía.

Ya lo hemos explicado en otras ocasiones cuando nos hemos referido a este tema. Estar durante demasiado tiempo pre-ocupado o dándole vueltas a situaciones negativas no trae nada bueno, ni mental ni físicamente.

El proceso de preocupación empieza en nuestro cerebro, el cual manda a través de nuestra médula espinal una serie de sustancias químicas con el objetivo que nuestro cuerpo al final acabe teniendo las mismas sensaciones que nuestra mente. Esta es la peligrosa manera de encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente que tenemos los seres humanos.

Por tanto cuida mucho tus pensamientos ya que acabarán influyendo directamente en tu consumo de energía.

 

 LA NUTRICIÓN:

Esta, por evidente que parezca, en muchas ocasiones no la gestionamos de la mejor manera. Sabemos que debemos cuidar nuestra alimentación pero en ocasiones descuidamos ingerir todos aquellos alimentos que nos ayudan en todo el proceso digestivo y que nos nutren de mayor energía.

Hábitos como tomar refrescos azucarados, bollería, frituras, excesos de carnes rojas y demás sustancias “pesadas” no solo no aportan la energía suficiente sino que además, por su composición, nos dificultan nuestra digestión y aumentan, por tanto, nuestro consumo energético en este proceso digestivo. Fíjate que ni tan siquiera hemos nombrado el tema de la imagen, porque ahora no viene al caso.

Esto solo por ponerte algunos ejemplos que todos conocemos. Ya no hablemos de sustancias tóxicas como alcohol, tabaco y/o drogas.

Apuesta siempre que puedas y equilibradamente por esos alimentos que nos proporciona la naturaleza. El Universo es tan perfecto que nos ha dotado de un ecosistema ideal para nosotros poder satisfacer nuestras demandas energéticas. Todo lo demás es invención del ser humano.

 

ACTIVIDAD FÍSICA:

 Tanto por exceso como por defecto. Hay que encontrar el equilibrio adecuado para que nuestro cuerpo funcione a la perfección. No practicar ninguna actividad física ya sabemos los innumerables problemas que puede ocasionarnos pero realizar demasiada también puede tener sus consecuencias negativas.

Realizar deportes de extrema intensidad no puede tener como objetivo el nutrirnos de energía sino todo lo contrario. En ocasiones las personas creen que cuanto más ejercicio hagan mejor se van a encontrar y a pesar de que todo se basa en un principio de individualización, hay que encontrar el equilibrio entre entrenamiento, descanso y actividades diarias.

No hace falta decirte que no realizar ninguna práctica deportiva por el motivo que sea, tarde o temprano, te llevará al taller de reparaciones y te pasará factura.

 

LA MOTIVACIÓN:

Si, has leído bien. Tener poderosos motivos nos nutre de energía. Estar motivados nos genera pensamientos positivos y hace que el cerebro de ordenes llenas de energía a nuestro cuerpo para que este actúe acorde con el estado emocional que tenemos.

Por el contrario, estar desmotivado y sin ganas parece restar energía, tanto a nuestro cerebro como a nuestro cuerpo. Busca motivos poderosos que te llevan a pasar a la acción y verás como se siente tu cuerpo.

 

Ahora que ya conoces como nutrir tu cuerpo de energía basta con que cojas algunos compromisos y cambies un poco tus hábitos para ver el cambio positivo que puedes llegar a disfrutar.

Recuerda lo importante que es ir introduciendo pequeños cambios de hábitos y no intentar cambiarlo todo de una vez. Nuestro cerebro esta pensado para ahorrar energía y cuando le presentamos grandes cambios de golpe para el suponen como si le estuvieras enfrentando a grandes peligros.

Empieza por un cambio. Uno que te sea sencillo y cuando lo hayas convertido en un hábito ves a por otro. Pero sobretodo no olvides tu objetivo que es, ni más ni menos, que disponer de toda la energía necesaria en tu día a día para alcanzar tus metas y lograr tus objetivos.

 

 

¿QUÉ ESTILO DE VIDA DESEAS?

By | Cosnciencia, Emprendimiento, Empresa, Exito, Liderazgo, Organizacion | No Comments

Es común encontrarse con emprendedores que no están obteniendo los resultados deseados. Es frecuente también escuchar mil y un pretextos para intentar justificar estos malos resultados. Pero pocos, muy pocos, o realmente ninguno de esos pretextos son más que excusas que justifican su falta de determinación, que no de capacidad.

Cuando alguien no consigue los resultados deseados puede ser por varios motivos pero hay dos que suelen ser denominador común y que hoy quiero explicarte para que no cometas tu el mismo error.

¿Estás contento con tus resultados? ¿Tu proyecto profesional te ayuda a llevar la vida que tu quieres? O por el contrario, ¿lo que empezó siendo una ilusión se ha convertido en tu peor pesadilla?.

Vamos a los dos motivos que suelen ser denominador común en aquellos emprendedores que aún no han alcanzado sus objetivos. Insisto en una idea fundamental y es que debes saber que ninguno de ellos tiene nada que ver con la capacidad, sino más bien sobre el juego interior del éxito de cada persona.

– Cuando alguien no encuentra los resultados deseados es porque sus acciones no están movidas por un fuerte motivo. Estoy hablando de la motivación.

La motivación, como ya me habrás escuchado cientos de veces, es aquel motivo por el cual decidimos pasar a la acción. Y cuando el motivo tiene un gran significado para nosotros es cuando estamos dispuestos a hacer lo que haya que hacer para alcanzar lo que deseamos alcanzar. Estamos en disposición de “quemas las putas naves”.

– Muy ligado a la motivación nos encontramos que los emprendedores que no obtienen resultados deseados nunca se han planteado algo tan elemental como “que estilo de vida quieren llevar” y si su negocio les podrá acercar, o no, a ello.

Tener claro los desenlaces a corto, medio y largo plazo hace que las personas que anhelan un estilo de vida concreto siempre mantengan la motivación necesaria para hacer lo que haya que hacer.

Antes de facilitarte algunas preguntas que te ayudarán a tomar consciencia de que estilo de vida quieres y que además aumentarán tu motivación, debes asegurarte que la emoción que sientes al imaginarte viviendo como deseas vivir es lo suficientemente intensa y fuerte para que deje una huella poderosa en ti y te lleve a la acción masiva inteligente.

Ahora vamos con algunas preguntas que debes contestarte antes de empezar con tu proyecto y como siempre te digo debes responderte con total sinceridad. En la www.escueladeliderazgoyexito.com le llamamos el “test de desenlaces”.

  • ¿Dónde desearías encontrarte dentro de 1,3 y 5años?
  • ¿Cómo te gustaría verte dentro de 1,3 y 5 años?
  • ¿Dónde viviré dentro de 1,3 y 5 años?
  • ¿Quiénes serán mis seres más próximos?
  • ¿Me estará ayudando mi proyecto a llevar la vida que yo deseo?
  • ¿Cómo quiero que sea un día laboral en mi vida?
  • ¿Cómo quiero que sea un día personal en mi vida?
  • ¿Quiénes serán las personas de mi equipo maestro?
  • ¿De cuanto tiempo libre dispondré?
  • ¿Cuánto fortuna neta tendré?
  • ¿Dónde viajaré?
  • ¿Qué actividades realizará, tanto de ocio como laborales?

¿Sencillo verdad? Ahora te animo a que cojas un papel y un lápiz y empieces a soñar despierto pero siempre con la idea clara que lo que escribes es posible alcanzarlo. Si lo ves inalcanzable tu mente saboteará este poderoso proceso.

Contesta estás preguntas por triplicado. Una vez para los desenlaces a un año, otra para los desenlaces a tres años y la última para los desenlaces a 5 años. Así trabajas a corto medio y largo plazo.

Quiero que te fijes en un detalle importante. No son preguntas sobre objetivos sino son preguntas que van directamente a tus deseos y a tu emoción. Te preguntarás ¿Porqué? Muy sencillo:

El deseo es aquel motivo de enorme peso para ti que hará que no desistas en el intento. Los deseos son las motivaciones. Un ser humano realmente motivado es capaz de llevar a cabo cualquier pequeña gran gesta.

Como decía el presidente Obama: “Personas corriente es capaz de hacer cosas extraordinarias”.

Ahora por favor, haz este test de desenlaces y asegúrate de que las respuestas que pones te erizan el bello, te ponen la piel de gallina y si puede ser te hacen saltar las lágrimas.

Es mejor llorar de emoción que resignarse a andar llorando por las esquinas porque no somos capaces de llevar la vida que nos merecemos.